Juan Francisco Navarro, nuevo presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública

Juan Francisco Navarro Gracia, jefe de Sección de Medicina Preventiva del Hospital General Universitario de Elche, es el nuevo presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública (SVMPSP) tras la renovación de la Junta Directiva de la entidad científica. Navarro, que sustituye a Natividad Tolosa Martínez, estará en el cargo durante los próximos 2 años. Le acompañarán en la Junta Directiva, Julio Muñoz, vicepresidente; Gerardo Pérez, secretario y tesorero; José Antonio Delgado, vocal; Juan Juaneda, vocal MIR y

José Antonio Girbés, vocal de Enfermería. Una Junta que combina la experiencia de algunos especialistas con más de 30 años de servicio y la juventud de nuevos profesionales.

El nuevo presidente afronta este reto con el claro objetivo de seguir trabajando para poner en valor la labor de los servicios de Medicina Preventiva de la Comunidad Valenciana, que están realizando una abnegada labor de prevención y control en la pandemia de Covid-19, y que esperan que su experiencia y potencial como preventivistas y salubristas sea utilizada por los asesores técnicos de los órganos de Salud Pública de la Consellería a la hora de tomar decisiones.

En este sentido, Navarro insiste en que la coordinación técnica de la prevención y el control del Covid-19 en los centros sanitarios de los departamentos de Salud deber recaer, en todos los hospitales, en los especialista en Medicina Preventiva, ya que “somos los especialistas en el control de infecciones, control de brotes e higiene hospitalaria. Los servicios de Medicina Preventiva podemos coordinarnos eficazmente con los servicios de Riesgos Laborales, con los servicios de Salud Pública y con los servicios hospitalarios para un abordaje multidisciplinar de los programas preventivos.”

“Los profesionales de los servicios de Medicina Preventiva de los 31 hospitales de la Comunidad hemos logrado un consenso sobre la situación actual y nuestro rol en los programas de salud. Reclamamos que se nos escuche y se nos tenga en cuenta porque somos capaces de anticipar los problemas y podemos aportar de forma rápida soluciones a muchos problemas y dificultades de funcionamiento de los hospitales y de Salud Pública.”

La Comunidad Valenciana tiene en su red de servicios de Medicina Preventiva el recurso idóneo para abordar de forma rápida, segura y eficiente el plan de vacunación frente al Covid-19 de todos los profesionales sanitarios y enfermos crónicos.

Los servicios de Medicina Preventiva administran cada año más de 150.000 vacunaciones entre sanitarios, pacientes crónicos y viajeros. Tradicionalmente, la gestión de todas las vacunas especiales, de elevado coste o de nueva introducción, se han gestionado por los servicios de Medicina Preventiva con total éxito. Ejemplo de ello han sido las vacunaciones de la hepatitis B en los años 80, las de neumococo en los años 90 y primeras décadas del siglo XXI, la vacuna de la gripe A pandémica en el 2009, entre otras. Buen ejemplo de ello es el éxito conseguido este año con la vacunación antigripal del personal sanitario, que ya ha alcanzado en muchos departamentos un objetivo que parecía imposible, llegar al 75% de cobertura en el personal sanitario. Además, explica Navarro: “los servicios de Medicina Preventiva tienen la credibilidad y prestigio suficientes para convencer a los trabajadores sanitarios de que es segura y efectiva la vacunación frente al Covid-19; especialmente si se tiene en cuenta que solo el 24% de los españoles se vacunaría ahora y el 64% a medio plazo, según datos de algunas encuestas”.

Más ofertas de trabajo para los especialistas que se forman en la Comunidad Valenciana

En esta nueva etapa, entre los objetivos que se plantea la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública también se encuentra mayor apoyo de la Consellería de Sanitat para lograr la especialización y profesionalización del personal de enfermería de los Servicios de Medicina Preventiva, dada su alta responsabilidad y cualificación en la vigilancia y control de infecciones. En la misma línea, Navarro recuerda que cerca de 50 médicos residentes están recibiendo cada año formación en la Comunidad Valencia y es necesario ofertarles trabajo cuando sean especialistas, para que no sean atraídos por otras comunidades autónomas que no invierten habitualmente recursos en formación de especialistas.