IU de Asturias sigue con cautela la venta de parte de EDP

IU reivindicó hoy la necesidad de la participación del Estado en el sector energético, de actualidad por el anuncio de EDP de venta a la francesa Total de parte de su negocio eléctrico en Asturias y en España.

La portavoz parlamentaria de la formación, Ángela Vallina, a propósito de esta operación, explicó que aún hay que esperar par a conocer los pormenores de la operación, que, dijo, “parece sobre todo la venta de la cartera de clientes y no tanto de las instalaciones de producción energética que se mantendrían en manos de EDP”. Para la diputada, la principal preocupación está siempre en la continuidad de las instalaciones, de la producción y especialmente del empleo, sin olvidar, tampoco, a los consumidores, que pasan, parece, de unos a otros proveedores sin ser consultados y sin intervención estatal.

“Insistimos en que es necesario no sólo un control a través de las regulaciones del Estado sino con la propia presencia del Estado, con capacidad también en la toma de esas decisiones. En estos momentos, se da la paradoja de que están entrando en el mercado español empresas de otros países, con capital público de esos países. Y, como es obvio, las empresas responden a sus propios intereses accionariales y, cuando pertenecen a un Estado, a los propios intereses de ese otro Estado. No puede ser que España deje en manos de terceros un sector tan estratégico”.

Para Izquierda Unida, en cualquier operación sobre sus sectores industriales y, en este caso, de la compañía eléctrica, enfatizó Vallina, “es la continuidad de las instalaciones actuales de EDP, de la producción y, especialmente, del empleo. Pero, en cualquier caso, más allá de esta operación concreta, creemos que es indispensable que en sectores estratégicos, y el eléctrico indudablemente es uno de ellos, tiene que tener una presencia activa de los poderes públicos. Y cuando hablamos y de la electricidad estamos hablándolo de una de las arterias principales en la seguridad de un país. Insistimos, una y otra vez, en que es necesario no solo un control a través de la regulaciones del Estado sino exactamente eso, como decíamos antes, con la presencia del Estado, con capacidad también en la toma de esas decisiones”.

La portavoz de IU en la Junta General recordó que en la mayoría de países europeos el Estado tiene una participación en sus sectores estratégicos: “el caso de España, desde luego, es inusual, cuando menos”, concluyó.