Irán comienza pruebas con una centrifugadora de nueva generación

(EP) – Las autoridades de Irán han anunciado este martes el inicio de las pruebas con una centrifugadora de nueva generación para el enriquecimiento de uranio, antes de la reunión que tendrá lugar en Viena para abordar el acuerdo nuclear de 2015 e intentar acercar posturas entre los firmantes y Estados Unidos, que lo abandonó en 2018.

El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, ha señalado en una entrevista concedida a la agencia iraní de noticias ISNA que las pruebas atañen a la centrifugadora IR-9, que cuenta con 50 unidades de trabajo de separación.

Asimismo, ha detallado que “de los 133 casos de progresos nucleares que serán desvelados el 10 de abril con motivo del aniversario de la obtención de energía nuclear para fines pacíficos, 40 son relativos al campo del enriquecimiento (de uranio)”, sin dar más detalles.

La reunión de Viena fue anunciada por la comisión conjunta de seguimiento del acuerdo nuclear firmado en 2015 tras su reunión de la semana pasada, en la que no participó Estados Unidos y en la que los países integrados en el pacto expresaron su “compromiso” por mantenerlo en pie pese a la retirada unilateral de Washington en 2018.

Estados Unidos ha confirmado que asistirá a la reunión, si bien no mantendrá reuniones oficiales con representantes iraníes. En este sentido, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha insistido en que no habrá reuniones con Estados Unidos por ser “innecesarias”.

Las autoridades iraníes han anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto. Sin embargo, Teherán ha defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

Teherán ha rechazado además las exigencias estadounidenses y han incidido en que fue Washington el que se retiró de forma unilateral del acuerdo e impuso sanciones, por lo que exige que sea Estados Unidos el que vuelva al acuerdo antes de poner condiciones. Asimismo, ha rechazado incluir en las negociaciones su programa de misiles.