Ignacio Blanco: “La consejería de Educación ha abandonado a los alumnos”

El portavoz de VOX en la Junta General del Principado de Asturias, Ignacio Blanco, ha criticado duramente “el abandono” de la consejería de Educación hacia los alumnos con necesidades educativas especiales y sus familias, y ha reclamado mayor atención por parte del Gobierno regional a la Educación Especial. “¿Dónde están los recursos para estos niños? Recursos aprobados y no ejecutados. Un abandono total. Debería ser delictivo dejar a estos niños y sus familias en tal situación”, señaló Blanco.

“Si como sociedad no somos capaces de organizarnos para atender a los más vulnerables, resulta evidente que algo está fallando. Precisamente para esto y no para experimentos lingüísticos, sociológicos o de género está el estado de bienestar. Si no hay dinero para estos niños, no puede haberlo para nada más”, puntualizó el portavoz. En este sentido, durante su intervención, el portavoz se hizo eco de las palabras de Benigno Alonso Lozano, padre que forma parte del AMPA San Cristóbal, Centro de Educación Especial, que en su comparecencia del COVID-19 “narró la situación de su hija pequeña de 17 años, que tiene un 94 % de discapacidad reconocida y que tardaron 13 años en dar con su diagnóstico en Barcelona. No habla, ni escribe, ni utiliza ningún sistema de comunicación a día de hoy. No pudo contener las lágrimas al hablar de su hija. Una intervención que nos conmovió a todos, pero que no ha logrado que nada cambie, pues estos niños siguen sin volver a las aulas y a sus terapias. Su centro escolar es fundamental”.

Sin embargo, recalcó el portavoz, la Consejería de Educación “ha mirado hacia otro lado y lejos de cumplir lo que exige la ley, que es garantizar la seguridad de los alumnos y la tranquilidad de los padres, en el caso de los niños con necesidades educativas especiales es evidente que no ha cumplido”. “No llego a comprender como todo un Principado de Asturias -continuó Blanco-, no ha sido capaz de mantener la escolarización y terapias de los colegios públicos y concertados de Educación Especial que hay en nuestra región. No comprendo que como sociedad no hayamos sido capaces de mantener las terapias y la atención a este colectivo tan sensible en la educación ordinaria. Se trató a estos niños y a sus familias igual que al resto, no se hizo esfuerzo alguno para que estos niños pudieran seguir con sus rutinas y tratamientos, con un efecto devastador tanto en ellos como en sus familias. Muchas palabras y deseos por parte de la consejera de Educación, pero le recuerdo que las familias quieren hechos”.

“Una situación -señaló el portavoz-, que afecta también a los niños con necesidades educativas especiales escolarizados en la red ordinaria. Necesitan mayor refuerzo. Debemos atender al clamor de las familias que consideran que necesitan una mayor protección e integración en los centros educativos ordinarios”. Y en este sentido, dejó claro la postura del Grupo Parlamentario VOX que “defiende una educación inclusiva, fundamental para que los alumnos con capacidades distintas puedan tener un desarrollo personal y profesional en igualdad de condiciones y poder así optar en el futuro por puestos de trabajo de mayor cualificación. Pero también la libertad de los padres, asesorados por especialistas, para elegir entre un centro ordinario o uno especial, si consideran que es mejor para sus hijos”.

En su intervención, Blanco hizo un repaso de las necesidades que reclaman las familias y los niños que se encuentran en esta situación que, ha recordado a la consejera, “llevan seis meses sin ningún tipo de atención. Seis meses abandonados. Han vivido un infierno. ¿Quién se va a responsabilizar de este daño, de este retroceso cognitivo y funcional de muchos de los niños?”, recalcó Blanco. “Necesitan auxiliares porque no es de recibo que un centro tal y como nos expuso Benigno Alonso Lozano de 84 alumnos, con derecho a 60 auxiliares, acabe el curso con cinco y medio. Necesitan enfermeras, una figura fundamental que funciona en otras comunidades autónomas, y que son imprescindibles para el seguimiento de los tratamientos de estos niños. No quieren que desaparezcan los centros de educación especial, es como respirar para ellos. No quieren que les reduzcan los horarios. No quieren volver nunca más a un confinamiento estricto y olvide el seguimiento telemático, las logopedias, las fisioterapias, las actividades de comida, no son viables telemáticamente”. Pero además, indicó el portavoz, “es fundamental la detección precoz de las discapacidades porque conocemos el caso de la hija de Lozano, pero ¿cuántos niños habrá sin diagnosticar?”

Por último, el portavoz criticó que “es totalmente inadmisible que se dejen de asignar recursos que protejan especialmente a niños con necesidades especiales o que aseguren la excelencia en el servicio tanto de las aulas especiales de los centros ordinarios como de los Centros de educación especial”. “Ya sabemos la apuesta del Principado por los más necesitados ya que suprimirán las convocatorias de subvenciones para este año de cinco líneas prioritarias de intervención de las ONG en la comunidad autónoma por importe de más 790.000 euros, entre las que se encuentra el ámbito de la discapacidad, lo mismo que se destina todos los años a normalización lingüística”, concluye el portavoz.