Connect with us

Libros

‘Giro inesperado’ es una conjunción de textos mágicos y reflexivos

Publicado

el

Carolina Ruiz de Alda descubrió casi por casualidad la escritura, un pasatiempo que por fin pudo hacerse tangible con la publicación de Giro inesperado, su primer libro. Esa niña que siempre fue mala estudiante encontró la horma de su zapato plasmando todo lo que pasaba por su cabeza en un folio en blanco.

La autora no se rige por lo convencional, sino que su primer libro consigue una aleación armonizada entre la poesía y la prosa.

“Para escribir este libro utilicé el mismo método que cuando contaba cuentos (con gran éxito entre la audiencia) a mis hermanos pequeños: abría la boca, empezaba a hablar y surgía una historia”.

El hilo conductor es la historia de una princesa, de una mujer que se está construyendo a sí misma y de la que el lector observa su evolución a través de los pensamientos que ella escribe sobre su mundo.

El libro se divide en dos capítulos: «Princesas» y «Cazadores». En la primera parte, una princesa llamada Elia se despoja de todas las cadenas que la retienen y decide vivir su propia independencia alejada de los clichés. En la segunda parte, el protagonista es Arlo, el otro fragmento del cuento inesperado que surge entre estos dos personajes una noche en un bosque, mientras Elia duerme y Arlo la observa.

Como una historia que se entrecruza, Carolina Ruiz de Alda cuenta las dos cara de la misma moneda: una historia de amor, de destino, de autodescubrimiento y de apego a la vida.

“Creo que, al dinero, a veces, le damos un sitio que no le corresponde. Mi gran riqueza, la que todos compartimos, es la vida”.

En el libro de Carolina Ruiz de Alda existen cuentos, relatos cortos, poesía, reflexiones y anécdotas de la propia autora que se entremezclan como un jardín con distintas flores. Narrado desde una perspectiva cotidiana, llena de humor, pero también de reflexiones profundas que instan al lector a pararse un momento para disfrutar de todo lo que le rodea.

Giro inesperado es una obra llena de delicadeza, imaginación y espontaneidad que entretiene y divierte a partes iguales.

“El libro estuvo siempre en el horizonte, pero era más bien un sueño, un deseo, como que te toque la lotería. Pero, un día, paseando por el campo, la belleza de aquella mañana de primavera me forzó a escribir una oración en forma de poesía que publiqué en un chat de amigas”.

El oficio de escribir no consiste solo en juntar palabras, hay que llegar al lector de manera que quiera seguir escalando en la historia para desentrañar un final que no le deje indiferente. Y Carolina Ruiz de Alda lo consigue de principio a fin.

Es un libro para leer en cualquier momento, para reflexionar sobre la belleza de las pequeñas cosas, para reír, para pensar pero, sobre todo, para disfrutar.

Con un lenguaje cercano, nada adulterado, la autora logra con esto acercar más la conversación que tiene con el lector para que este encuentre en cada uno de sus textos esos lugares comunes que le hacen esbozar una sonrisa y a veces quedarse pensativo ante lo que acaba de leer.

Todo lo que ofrece Carolina Ruiz de Alda no se ajusta a lo esperado, sino que sus textos se rigen por una sucesión de pequeños relatos en donde la fantasía y la realidad conviven de manera natural.

Un libro que seguro hará pasar un buen rato al lector a lo largo de sus casi cien páginas.

 

Advertisement

LO MÁS VISTO !!