Gemelos panda del zoo de Berlín serán presentados al público

Foto: Gregor Fischer/dpa

Berlín, 29 ene (dpa) – Los gemelos panda, nacidos en el zoológico de Berlín el 31 de agosto, hicieron hoy su primera aparición ante periodistas en las vísperas de su presentación al público, mañana jueves.

Los dos pandas, que llevan los nombres chinos de Meng Xiang (“Sueño deseado”) y Meng Yuan (“Sueño cumplido”), se mostraron juguetones ante los periodistas, intentando trepar (¡y también cayendo!) y peleando también entre ellos.

Los cachorros de panda crecieron hasta ahora protegidos en la privacidad del zoológico berlinés.

Para poder realizar su aparición ante el público del zoo era condición que los animalitos puedan seguir a su madre.

Sin embargo, aún no pueden salir a la intemperie. Por el momento juegan en un espacio resguardado por paredes de vidrio, con montañas de bambú, piedras y construcciones de madera para que trepen, siempre bajo el ojo protector de su madre.

El zoológico se prepara para una posible mayor afluencia de público mañana: habrá más cajas abiertas, para evitar colas y esperas, y un mayor número de personal de seguridad, que se ocupará de que el sector de los pandas no se llene demasiado de gente.

Está prohibido golpear los vidrio y también fotografiar con flash.

“Claro que es una situación nueva para los dos”, afirmó Corvin Schmohl, el cuidador encargado de los pequeños. Pero acotó que los cachorros han sido preparados y que están “de lo más tranquilos” ante las cámaras.

Los cuidadores del zoo berlinés los llaman Pit y Paule, siguiendo una vieja tradición del parque. Según Schmohl, Pit, que nació primero, es un poco más perezoso que su hermano menor, Paule, que se mueve más y anima a su gemelo a jugar.

Los oseznos fueron el primer nacimiento de pandas en un zoo en Alemania, tras varios intentos fallidos.

La madre, Meng Meng, y el padre, Jiao Qing, habitan en el zoológico de Berlín desde el verano de 2017. El padre no participa en la cría de los pequeños y se encuentra en un sector separado.

Tanto los animales adultos como sus crías siguen siendo propiedad de China.

Si bien el zoológico berlinés paga alrededor de un millón de dólares al año por cada panda adulto, el dinero se destina al programa de cría de pandas de China.