Eventos en edificios y espacios emblemáticos de Barcelona

Si de algo ha podido presumir la ciudad de Barcelona es de ser sede de algunos de los eventos más importantes que se celebraban no solo en nuestro país sino también a nivel europeo y a nivel mundial.

Su enclave privilegiado, con mar y sierra, con conexiones aéreas a prácticamente todo el mundo y con el ahorro de tiempo en vuelos a las capitales centroeuropeas le posicionaron, desde el esfuerzo que supusieron las Olimpiadas 92, en uno de los destinos preferidos de los organizadores de ferias, congresos y también, por qué no decirlo, de eventos.

Una de las ventajas ha sido siempre el número de espacios para eventos barcelona con el que contaba en su capital, pero también en su comarca, desde donde se han podido celebrar algunos de los festivales de cine, de moda o incluso tecnológicos más reputados.

Aunque la primavera ha lastrado, desde que se cancelara el Mobile Congress, los eventos programados para esos meses y, con ello, el primer semestre, los organizadores han empezado ya a apostar por mover las fechas y acercarse al otoño a la hora de volver a apostar por empresas que ofrecen, como Kit Mice Catering, dedica a la organización integral de eventos de calidad que va desde la selección de edificios emblemáticos de la Ciudad Condal con el acondicionamiento que necesite para cubrir de verdad las necesidades de la cita, hasta el diseño de catering y menú que sea necesario para los comensales y atendiendo a la propia filosofía de la celebración.

“Es cierto que ha habido que dar un paso adelante y formarse en los nuevos protocolos de salud que la Covid 19 ha obligado a imponer, pero tomando en cuenta todas las recomendaciones, estamos preparados para volver a poner en marcha cualquier evento que se quiera celebrar con la máxima seguridad” explican desde Mice Catering.

Basta echar un vistazo a las cifras para ver la salud de eventos en Barcelona

Hasta 1900 millones de euros generó la capital catalana en 2019 con pernoctaciones que rozaron los cinco días para acudir a los distintos congresos y eventos planificados en ese año.

Unas cifras récord que se tradujeron en más de 1700 reuniones de interés que trajeron hasta un 7.4% más de camas ocupadas en el año cuando la previsión no era tan alta.

Y 2020 se planeaba como otro año para volver a superar las cifras anteriores gracias a la gran acogida que estaban teniendo eventos internacionales y que esperaban recibir a gente llegada de todos los rincones del mundo.

Y aunque la situación actualmente pinte complicada, tan pronto la situación sanitaria remonte, pondrá de nuevo en marcha la maquinaria de eventos para que empresas, organizadores, cáterings y demás partes activas del sector, sean capaces de volver a ilusionar a una ciudad que está deseosa de albergar de nuevo en sus calles las citas más importantes de los distintos sectores: tecnología, farmacia, economía, moda, hostelería, joyería…

Una remontada que comenzará de nuevo a ilusionar a una ciudad que está ávida por acoger al visitante exterior que, este verano, no parece poder llegar de forma normal pero que no tardará mucho en volver.