El trastorno de ansiedad puede replicarse en los hijos

Foto: Silvia Marks/dpa-tmn

(dpa) – En caso que los padres tengan un trastorno de ansiedad, este puede replicarse en sus hijos, advierte la Asociación Profesional Alemana para Psiquiatría Infantil y Juvenil, Terapia Psicosomática y Psicoterapia (BKJPP).

Asimismo sostiene que existe el peligro de que los hijos de los afectados por esta patología adopten patrones de comportamiento de ansiedad.

Según indica la BKJPP, estos niños o niñas tienen problemas psicológicos con mayor frecuencia que aquellos cuyo padre o madre no sufren de un trastorno de ansiedad.

De todas maneras, la asociación al mismo tiempo alerta: no es que se vea afectado cada niño o niña cuyos padres padecen trastornos de ansiedad. Y no son solamente los factores familiares los que influyen en este aspecto.

LOS PADRES SON MODELOS

Sin embargo, según la opinión de los expertos, especialmente la experiencia educativa parece jugar un gran papel en el desarrollo de miedos patológicos.

Esto significa que los niños y niñas observan el comportamiento del progenitor afectado porque ellos toman al padre o a la madre como modelo.

Otro problema se genera cuando los padres protegen excesivamente a su hijo o hija: eso los limita en el desarrollo de su autonomía y su competencia social.

De esta manera muchas veces se genera un “círculo vicioso” de sobreprotección y crecientes déficit de comportamiento, así como una inquietud incrementada en el niño.

NO UTILIZAR A LOS NIÑOS COMO APOYO

Por lo tanto, el siguiente consejo: en caso que sufra un trastorno de ansiedad, es necesario someterse a una terapia, para en lo posible no transmitir los propios miedos a los niños.

Lo que no se debe hacer en ningún caso es utilizar a los menores como apoyo para superar los miedos, porque esto por lo general los hace sentir desbordados.

Lo mejor es que si uno de los padres sufre por ejemplo un ataque de pánico, entonces el que no lo tiene se ocupe más intensamente del niño, transmitiendo una gran confianza.