El Teatro Colón recupera la artesanía del cine con la emisión de “Encallados”

6447830wA Coruña, 8 jul (EFE).- El Teatro Colón ha decidido recuperar la proyección de películas de cine y el formato “artesano” de ver un filme con sus artistas y el público compartiendo el mismo espacio con “Encallados”, su primera emisión de un largometraje tras varios años sin organizar sesiones de este tipo.

El próximo 10 de julio el Colón proyectará “Encallados”, con el patrocinio de Superbock, con música en directo y la presencia del equipo artístico, del que forma parte su director, Alfonso Zarauza, y los actores Federico Pérez, Xulio Abonjo o Ricardo de Barreiro.

Esta película, de la productora ZircoZine y rodada en diez días en blanco y negro en Compostela, se estrenó el pasado 13 de junio en el Salón Teatro de Santiago e inicia desde A Coruña un recorrido por Galicia que la llevará en otoño a Madrid y Barcelona a modo de gira, más que de estreno.

El director y dos de los actores han comparecido esta mañana en rueda de prensa en el Teatro Colón, donde su programadora de cine, Alicia Arias, ha querido expresar la satisfacción de este espacio por retomar en el marco de su programación la emisión de cine, y ha avanzado que trabaja para dotarla de mayor estabilidad en el futuro.

Alfonso Zarauza, que considera A Coruña su “otra ciudad”, aparte de Compostela, ha destacado la “apuesta” del Colón por “Encallados”, pues es la primera película de esta nueva andadura del teatro por recuperar el “cine de cercanía y para los ciudadanos” más allá de los centros comerciales.

El filme, bien acogido entre la crítica y el público, ha explicado su director, es algo más que bilingüe, pues en él sus personajes hablan en gallego y en castellano, pero también en castrapo, porque “intentamos escapar de arquetipos, de tópicos, también lingüísticos”, ha explicado Zarauza.

“Buscamos la verdad con naturalidad”, ha enfatizado, pues “el público demanda otras historias y caminos que no sean los de siempre”.

Tal es así que la película se rodó con vestuario de los propios actores y en sus casas; además no cuenta una historia ficticia sino que “todo es de verdad” y utiliza el “metalenguaje”, es “antiestándar”.

“Hay que recuperar viejas maneras de disfrutar del cine y del arte”, ha dicho, “hay que recuperar la artesanía dentro del cine, no sé si por la crisis o porque hay que recuperar viejas maneras de disfrutar de la vida, del arte y de la sociedad en general”, ha opinado el director compostelano.

Esta película y su estética han sido “muy cuidadas”, con humor pero sin hacer un “ejercicio de onanismo de la belleza”, ha indicado el actor De Barreiro, a lo que Federico Pérez ha añadido: “No somos estrellas”, por lo que ha expresado su deseo de que películas como ésta puedan crear sinergias con los teatros para recuperar la “minidistribución”.