Connect with us

Destacadas

El tabaquismo causa más de 2.000 muertes al año en Asturias

Publicado

el

El 28% de la población mayor de 15 años fuma diariamente y 3,1% lo hace de forma esporádica, según los datos de la Encuesta de Salud para Asturias 2017. El tabaquismo, que cada año causa más de 2.000 muertes en el Principado, es un hábito nocivo en cualquier dosis que aumenta el riesgo de enfermar y produce daños tanto en la salud de las personas fumadoras como en su entorno más cercano.

El director general de Salud Pública, Antonio Molejón, ha presentado hoy estas cifras con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el próximo jueves, junto con la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, Belén González Villamil; el coordinador del grupo de atención al tabaquismo de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc), José Manuel Iglesias, y el técnico de Salud Pública Mario Margolles.

En su intervención, también ha precisado que el 19% de la población se declara exfumadora, lo que supone que uno de cada dos asturianos está o ha estado expuesto, en su condición de consumidor de tabaco, a un agente cancerígeno como el humo.

En un análisis de riesgo, los hombres tienen el doble de posibilidades de haber fumado que las mujeres. Si se toman en consideración sólo los fumadores actuales, el riesgo de los varones es un 35% superior, dado que en las últimas décadas se ha producido una mayor incorporación de las mujeres al hábito tabáquico.

Por sexo, fuman más los hombres (34%) que las mujeres (28%). Además, un 60% de los varones ha fumado a lo largo de su vida, frente a un 43% de las mujeres.

En adultos de hasta 64 años, la frecuencia de fumar es similar en todos los tramos de edad, con cifras que oscilan entre el 37% y el 39%. Entre los mayores cae al 12%, debido al aumento de exfumadores (28%) y de fumadores fallecidos. Entre los jóvenes, ha fumado el 44% de la población.

El tabaco que se consume con mayor frecuencia son los cigarrillos (80%) y el de liar (14%), sobre todo entre los jóvenes, que lo utilizan en un 18%. El consumo de puros es pequeño y el uso de la pipa, anecdótico, se concentra en personas mayores

Edad de inicio

La edad de consumo habitual para quienes han fumado diariamente se sitúa en los 18 años, aunque los hombres comienzan antes que las mujeres. No obstante, los jóvenes fumadores actuales son los más precoces, con una edad media de inicio de 16 años, frente a los 20 de las personas mayores. La encuesta denota un adelanto del inicio de un año por cada 15 de cohorte.

El promedio de consumo de tabaco entre la población adulta es de 32 años: 34 en el caso de los hombres y 27 en el de las mujeres. Lógicamente, han fumado más las personas mayores, con una media de 52 años.

Exposición al humo

Un 38% de los habitantes del Principado son fumadores pasivos, el 11% de ellos a diario. La exposición al humo es más frecuente en jóvenes y se produce básicamente en los domicilios (59% de los casos), el vehículo privado (16%) y en casas de personas próximas (13%). A pesar de que fumar en el trabajo está prohibido, un 3% de la población permanece expuesta en el ámbito laboral y el 6%, en bares y cafeterías.

La Encuesta de Salud Infantil para Asturias muestra que el grado de exposición al humo en la población de hasta 14 años es relativamente bajo, aunque mejorable: un 13% sufre los efectos nocivos del tabaco en lugares cerrados (el 2% más de una hora al día). En general, están más expuestas las niñas (14% de los casos) y los varones preadolescentes (16,5%).

Advertisement

LO MÁS VISTO !!