El respirador del consorcio de centros de I+D de Asturias podrá utilizarse fuera de España

El respirador contra la COVID-19 fabricado en impresión 3D por el consorcio de centros de I+D asturianos ha obtenido la conformidad de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para la investigación clínica y su posible uso fuera de España, en países donde sea necesario y no dispongan de este material. El dispositivo, que se ha presentado hoy, sitúa a Asturias en uno de los focos internacionales de innovación y facilita que la industria innovadora regional acceda a alianzas europeas.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, así como ingenieros y directivos de ArcelorMittal, Idonial y ThyssenKrupp, y el médico de la UCI Pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Alberto Medina, han destacado como un hito que se haya conseguido finalizar este proyecto vinculado a la crisis sanitaria generada por la COVID-19 y que cuente con la conformidad técnica para continuar con la investigación clínica en países donde no exista este material disponible en el mercado. Este proyecto ha estado tutelado por el Ejecutivo autonómico.

El respirador intrusivo de UCI se utilizará para intubar a pacientes afectados por COVID-19 en largas estancias y para lo que se conoce como destete, cuando el paciente deja de estar sedado al cabo de una o dos semanas y debe empezar a respirar por sí mismo.

En España no hay actualmente necesidad de uso de este respirador pero sí en otros países de Iberoamérica y África. El consorcio ha remitido ya diez respiradores invasivos y otros diez dispositivos CPAP (respiradores no invasivos) a Liberia, un país donde está comenzando a registrarse los primeros casos y donde no existía esta tecnología. También se ha remitido un respirador a Brasil, donde la pandemia está en escalada, y ahora se está en contacto con Chile. A partir de ahora, en los países donde se precisen estos respiradores, el consorcio está dispuesto a transferir esta tecnología desde Asturias.

El consejero de Ciencia, Borja Sánchez, ha destacado que en este proyecto une investigación, desarrollo e innovación y es la prueba de que la ciencia tiene impacto directo e importante en la sociedad. “Lo deseable es que el conocimiento científico sea transferido, que no se quede en un cajón”, ha indicado. “Y en esta ocasión, el conocimiento técnico, los recursos humanos y el talento se han unido para dar servicio a la sociedad”, ha añadido.

Este proyecto sitúa a Asturias, según ha destacado el consejero, en un “foco de innovación internacional”. El respirador fabricado por el consorcio puede “ejercer de palanca para los mercados internacionales, especialmente en Latinoamérica, donde tenemos lazos estrechos”. Además, la experiencia de colaboración tendrá continuidad y facilita “la diversificación de la industria y la posibilidad de incorporarse a consorcios europeos”.

En el acto de presentación del respirador, en el Workshop 3D del centro de I+D de ArcelorMittal, han participado Roberto Suárez, responsable del Centro New Frontier de ArcelorMittal Global; José López Fresno, responsable del programa de fabricación aditiva en el Centro New Frontier de ArcelorMittal; David González, responsable de I+D del centro tecnológico Idonial; Javier Sesma, director general del centro ThyssenKrupp Elevator Innovation; Alberto Medina, médico de la UCI Pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), y Mariví Monteserín, alcaldesa de Avilés.

Además, ha asistido una parte importante de la plantilla de jóvenes ingenieros que han participado en todo el proceso de desarrollo y fabricación de los respiradores.