El Papa emérito Benedicto XVI extraña Baviera

Foto: Daniel Karmann/dpa

(dpa) – El Papa emérito Benedicto XVI, de 92 años, ve disminuir sus fuerzas y anhela su tierra, el estado federado de Baviera, según señaló a medios alemanes.

“Es un hombre anciano al final de su vida”, dijo el alemán Joseph Ratzinger sobre sí mismo durante una visita de periodistas de la emisora estatal de Baviera a su lugar de retiro en el Vaticano.

“Solía tener una gran elocuencia, ahora ya no funciona”, afirmó el papa emérito. Explicó que extraña Baviera -nació en ese estado federado de Alemania, en Marktl am Inn-, donde pasó gran parte de su vida.

“Mi corazón siempre está conectado con Baviera y por las noches le recomiendo nuestra región al Señor”, aseguró Benedicto XVI.

Desde su retiro en febrero de 2013, Benedicto XVI vive en un monasterio en el Vaticano junto en compañía de su secretario privado, Georg Gänswein.

Si bien está débil para viajar, Gänsewein relató que Benedicto XVI “frecuentemente dice: ‘De todas maneras estoy en Baviera, con mi corazón simplemente recorro mi tierra natal (…) un recorrido que es independiente de sus fuerzas físicas'”.

Y, de todas maneras, es posible encontrar un poco de Baviera en Roma. “El papa adora especialmente los platos dulces de su tierra, pero también le gusta la cocina italiana”, indicó su secretario privado.

El 28 de febrero de 2013, Benedicto XVI se convirtió en el primer papa en más de 700 años en abdicar de forma voluntaria. Fue sucedido por Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, el 13 de marzo de 2013.