El oro como moneda de intercambio y objeto estético

oroEl oro ha sido el elemento que históricamente más se ha utilizado como moneda de cambio y como material para crear elementos decorativos y complementos estéticos. La razón por la que el oro se considera como un material precioso se debe exclusivamente el género humano, ya que químicamente no es demasiado interesante, es decir, el valor que tiene es porque se lo dan las sociedades a lo largo de la historia

El oro posee una serie de cualidades que, aun no siendo extraordinarias, lo convierten en el material ideal para convertirlo en moneda de cambio y objeto para embellecer lugares y personas. Es estable, no tóxico, dúctil y maleable, buen conductor del calor y de la electricidad, con una gran resistencia a la corrosión y a la oxidación y bastante poco común. Se estima que, si se lograra fundir todo el oro del mundo, este no ocuparía más de un cubo de 25 metros cúbicos.

El dorado, su cualidad más preciada, es lo que lo hace único e irresistible a los ojos de las personas. El color dorado es apreciado por las personas como el sumun de la belleza. Por su escasez, estabilidad (puede permanecer inalterable durante miles de años) y belleza se tomó como moneda de cambio hasta que, en 1973, el entonces presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Richard Nixon, decidiese negar el respaldo del oro a su moneda.

La importancia del oro hoy día

Aunque el oro no respalde al dólar estadounidense en la actualidad, sigue siendo vital para la economía de los países a nivel global. Basta con analizar los balances que ofrecen las transacciones cotidianas de los bancos centrales y demás organizaciones financieras, como el afamado FMI (Fondo Monetario Internacional). Estas organizaciones y empresas mantienen en sus arcas al menos una quinta parte del suministro mundial de oro y la tendencia de los bancos es la de aumentar, en la medida de lo posible, sus actuales reservas.

El oro es el elemento más útil para dar cobertura a la economía contra la caída y creciente inflación que viene padeciendo la hasta ahora moneda más importante del mundo, el dólar estadounidense.  Es en estos días de incertidumbre económica cuando este metal precioso se coloca como un elemento de vital importancia para preservar el entorno económico al que se enfrentan los inversores. Históricamente, al igual que viene ocurriendo hoy día, el oro sirve como protección ante el aumento de la inflación, ya que el oro suele apreciarse en estas circunstancias.

El negocio del oro en las calles

Todo lo relacionado en el punto anterior tiene su eco en las calles, con un efecto directo en la ciudadanía, una vez que se entiende que, con la llegada de una crisis y sus consecuencias negativas para la economía, el valor de oro aumenta. Saber esto puede ser de gran valor para los que tienen oro y quieren venderlo, pues a medida que la crisis aumenta el precio de sus objetos con este metal aumentarán.

Por este motivo es tan importante localizar una empresa de compro oro en Madrid que sea de plena confianza, que no intente engañar a sus clientes y ofrezca el valor real de este metal en el momento que se recibe. Esto es lo que ocurre con la oficina ubicada en la calle José Abascal nº23 de Madrid, compro oro Chamberí. Una oficina especializada en la compra de oro que asegura la máxima tasación del mercado, que ofrecerá, por tanto, el mejor precio, puesto que, además, trabajan sin intermediarios y poseen su propia fundición.

El oro como complemento estético

El otro valor indiscutible que se le ha atribuido al oro a lo largo de la historia ha sido como elemento para realzar la belleza de las personas que lo portan. La orfebrería ha sido usada constantemente para hacer resaltar la posición, clase social y condición. En la actualidad, el oro con esta función se ha extendido, usándose por una amplia cantidad de personas, aunque sigue siendo un símbolo de poder para instituciones como la Iglesia.

Los complementos de oro son, a día de hoy, utilizados como indicativo de personas con cierta riqueza y gusto estético. Como norma general, son objetos que suelen llevar las mujeres, aunque no es exclusivo de ellas. También es habitual verlo en hombres ricos y artistas, sobre todo músicos para demostrar su estatus.

Las pulseras, el objeto de oro actual por excelencia

Las pulseras de oro son los objetos de oro que se han convertido en tendencia en España. La elegancia y discreción que ofrecen estos complementos han superado al uso de los habituales colgantes o collares. Aunque sea un objeto que nunca ha pasado de moda, es ahora cuando está resurgiendo de forma imparable gracias a su belleza imperecedera.

En mil y un diseños y calidades, desde oro blanco, oro rosa de Pandora o el tradicional dorado, se ofrecen en la tienda online especializada en pulseras Pulseras10.com. Un site donde se localizan una excelente selección de pulseras, no solo en oro, sino también en plata, en diamante e incluso pulseras de perlas, entre muchas otras. Y es que, como ellos mismos comentan en su web, cada pulsera tiene su momento.