El número de móvil del primer ministro británico está disponible en Internet desde hace 15 años

Londres (PA Media/dpa) – El Primer Ministro podría haberse expuesto a un “mayor riesgo” de fisgoneo y actividades delictivas, según un antiguo asesor de seguridad nacional, después de que saliera a la luz que su número de móvil había estado disponible abiertamente en Internet durante 15 años.

Lord Ricketts dijo que la revelación de que hasta este año el número de contacto de Boris Johnson seguía figurando en la parte inferior de un comunicado de prensa de 2006 en Internet significaba que “miles” de personas podían tener sus datos, lo que posiblemente le pondría en riesgo de una acción estatal hostil.

La noticia se produce después de que en las últimas semanas se haya producido una polémica sobre el llamado “Gobierno por texto”, tras salir a la luz que grupos de presión y otras personas del mundo empresarial habían enviado mensajes personales al Primer Ministro en un intento de que interviniera en sus asuntos.

Downing Street no desmintió las informaciones de principios de mes según las cuales el Secretario del Gabinete, Simon Case, aconsejó a Johnson que cambiara su número de teléfono, que tenía desde hace tiempo, debido a la preocupación por el número de personas que tenían sus datos de contacto directos.

Lord Ricketts, que fue el primer asesor de seguridad nacional del Reino Unido bajo el mandato de David Cameron, dijo que al Sr. Johnson le interesaba “estar mucho más seguro digitalmente de lo que parece ser el caso ahora” tras los informes de que se podía acceder a un comunicado de prensa de cuando era ministro de educación superior en la sombra en 2021.

Preguntado sobre si podría haber problemas de seguridad, el parlamentario declaró al programa Today de Radio 4 de la BBC: “Sé que los sistemas modernos como WhatsApp están encriptados de extremo a extremo; sin embargo, creo que uno se preocuparía si un estado hostil que tuviera capacidades sofisticadas tuviera el número de teléfono móvil en sí”.

“Eso debe aumentar el riesgo de que sean capaces de espiar al menos algunas de las comunicaciones que se están produciendo, y posiblemente también otros actores no estatales, como bandas criminales sofisticadas”.

“Así que no hay forma de saber si eso es cierto, pero al menos debe haber un mayor riesgo si el número está ampliamente disponible”.

Los intentos de llamar al número el jueves por la noche se encontraron con un mensaje automático que decía que el teléfono estaba “apagado” y una invitación a “intentarlo más tarde o enviar un mensaje de texto”.

El uso que hace el líder del Partido Conservador de su teléfono móvil ha estado en el punto de mira después de que se filtraran intercambios de mensajes de texto con el empresario Sir James Dyson y el príncipe heredero saudí Mohammed Bin Salman.

La ministra del Interior, Victoria Atkins, insistió en que, a pesar del nuevo bochorno que supone para Johnson el hecho de que su número de móvil sea de dominio público, el titular del número 10 “más que nadie, conoce sus responsabilidades cuando se trata de la seguridad nacional”.

Dijo a Times Radio: “Estoy ligeramente sorprendida de que una emisora nacional haya considerado apropiado anunciar el hecho de que ese teléfono móvil está en Internet, si es que lo está”.

La Sra. Atkins añadió que creía que el público no estaba “particularmente interesado” en el asunto.

La noticia se produce después de que se haya pedido que se investigue cómo se financiaron las lujosas renovaciones del piso del 11 de Downing Street de Johnson.

El Primer Ministro trató de desviar la atención de la controversia, insistiendo en que estaba “centrado en las prioridades de los ciudadanos” al finalizar la sesión parlamentaria del jueves.

Sin embargo, los laboristas intentaron aumentar la presión, ya que la diputada de la oposición Dame Margaret Hodge pidió al Comisario Parlamentario de Normas que investigara su conducta en relación con la renovación de los pisos.