El equipamiento básico de higiene y salud que necesita tu bebé

La puericultura es el sector o la disciplina que se dedica al estudio y la práctica de la salud, los cuidados y la crianza que debe darse a los niños en sus primeros años de vida, con el fin de que tengan un desarrollo sano y completo.

Los bebés y los niños pequeños son personas que necesitan constantemente atenciones y que pueden ver peligrada su salud porque están en una fase vital en la que todavía siguen desarrollándose, de modo que su salud es más débil que la de, por ejemplo, los adultos.

En cuanto a los productos de puericultura, dentro de esta categoría se incluyen un amplio catálogo de artículos que van desde productos relacionados con la salud y la higiene hasta otros más enfocados hacia la movilidad o el desarrollo sensorial de los pequeños, como pueden ser los juguetes, los carritos de bebé, accesorios para que los padres puedan portear a sus hijos, etc.

De este modo podemos comprobar, ya sea a través de la venta online o acudiendo al comercio tradicional, que la puericultura es una disciplina que está presente en muchas formas de negocio, desde tiendas especializadas para bebés hasta farmacias y parafarmacias o bien comercios generalistas con su propio departamento infantil, en el que venden productos diseñados para bebés.

Una de estas tiendas en Farmalcala, una parafarmacia online de Jaén. En este negocio online son grandes especialistas en productos para bebés y mamás, pero también cuentan con artículos de cosmética, higienee, nutrición y dietética, salud general. Los profesionales de Farmalcalá destacan por su labor en esta ciudad y en internet.

¿Qué productos básicos son los necesarios para el cuidado del bebé?

Los bebés, ya lo hemos comentado, requieren de cuidados especiales y muy continuos. En farmacias, parafarmacias y tiendas especializadas encontramos numerosos productos todos ellos que son realmente útiles para favorecer el cuidado de los pequeños.

Sin embargo, algunos de estos productos se pueden sustituir o quizás no sean tan necesarios. Así, un grupo de estos artículos podría estar conformado por las colonias, cremas para la cara, bolsas de congelación de leche materna, cojín para lactancia, juguetes para la bañera, mordedores, pezoneras, portachupetes… Se trata de productos que, si bien pueden ser muy interesantes, no es absolutamente obligatoria su compra.

Por otra parte, existen productos para el cuidado del bebe que sí son irrechazables, y ahí entran artículos relacionados con la alimentación básica y la higiene y cuidado de la piel. Biberones, chupetes, productos para el cuidado del ombligo, cremas hidratantes, champús y geles de baño, toallitas húmedas, un termómetro y muchos otros que todos tenemos en la cabeza.

La movilidad del bebé, su transporte

Aunque no relacionado con la higiene, otro aspecto fundamental para el cuidado de los bebés son los productos relacionados con su movilidad. Así, ya sea para el desplazamiento de los pequeños por parte de los padres o bien por ellos mismos cuando comiencen a caminar, cada vez existen más dispositivos de este tipo que favorecen esta movilidad.

Los portabebés o marsupios son bolsas o pequeñas mochilas que permiten que los padres desplacen al bebé encaramado a su cuerpo. Es un accesorio muy interesante especialmente en las primeras etapas de vida de los pequeños, cuando su peso es todavía soportable, porque ayuda a potenciar esa relación de cariño entre bebé y progenitores.

Un segundo elemento importante es la cuna. El descanso del bebé es fundamental, los niños pequeños pasan muchas horas durmiendo. A la hora de escoger la cuna es importante tener en cuenta aspectos como la comodidad y la seguridad, para evitar que el bebé sufra accidentes domésticos. Cuando el niño va creciendo, muchos padres optan por camas con barrotes.

En algunos casos, los padres optan por cunas tipo corral, que incluyen un elemento de seguridad añadido, paredes altas para evitar que los pequeños intentes levantarse y salir de la cuna.

Si hablamos de accesorios para la movilidad exterior, en los desplazamientos en coche, las sillas para autos son obligatorias por ley. Dependiendo de la edad y la estatura del bebé deberá adquirirse una silla u otra. Las sillas están comprendidas para el uso de bebés con edades que van desde los 9 años en adelante. Es fundamental que las sillas cumplan con la normativa europea ECE 44/04 para garantizar la seguridad en todo momento del bebé cuando el coche está en marcha.

Volviendo a casa, el ámbito doméstivo, las tronas o sillas para comer son accesorios también bastante utilizados, pues permiten a los padres cuidar al niño mientras cocinas o darles la comida junto con el resto de miembros de la familia. Una alternativa a las tronas son los elevadores para sillas, que son accesorios que ofrecen la posibilidad de ajustarse a una silla a través de correas e incluyen una bandeja para que el bebé deposite en ella su propia comida.

Sara Dominguez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies