El calzado, cómo acertar al comprarlo online

Poca importancia se da al calzado en lo que a salud se refiere y, sin embargo, tiene mucha más relevancia de la que se piensa para sentirse bien.

Una mala pisada puede generar posturas que acaben dañando los pies y, con ello, la postura corporal.

Actualmente ya somos conscientes de la importancia del calzado no solo como complemento o parte de un look sino como parte de la salud. Atrás quedaron zapatos imposibles que hacían más daño que bien” explican desde su experiencia en Zapaterías Rin.

Sin embargo, no hay que olvidar la importancia que tiene para este sector la compra online. El simple hecho de comprar botas de mujer baratas online no tiene por que verse reñido con la calidad del calzado y, sobre todo, con su comodidad.

En España, cada año, se superan los 8 millones de zapatos que han sido comprados online, lo que hace que quede patente que el consumidor de este país tiene claro no solo cuál es el tipo de calzado que busca, sino que conoce a fondo su talla para saber que será cómodo.

Tres claves para comprar calzado online

Hay tres puntos clave para tener claro que el calzado que se ve a través de la pantalla, al llegar a casa, no decepcionará ni en confort ni en calidad.

Para empezar, es necesario tener claro dónde se está comprando. El que haya una marca o zapatería detrás es siempre una garantía.

Las zapaterías hoy en día tienen, casi todas, una versión digital. Es donde se puede conocer a fondo un catálogo que, en tienda, a veces no cabe. Lo importante es garantizar que la experiencia de compra será como la del local, es decir, que, si no es la talla, no corresponde con lo que parece o si se prefiere otro, la devolución será fácil” explican.

En este sentido, es necesario que los usuarios, cuando encuentren la bota, zapato o zapatilla que buscan, sean capaces no solo de conocer la talla (normalmente en este tipo de webs además añaden su conversión en centímetros para estar seguros) sino el material del que está hecho el calzado.

En España, de hecho, existe una importante industria zapatera que desde Aragón o la Comunidad Valenciana consiguen nutrir no solo el mercado nacional sino el internacional, consiguiendo convertir el sector en un referente a nivel europeo.

En segundo lugar, es necesario conocer al detalle no solo dónde se ha fabricado (por el tema de controles de calidad), sino con qué materiales como se comentaba antes. No es lo mismo una bota de piel que una de polipiel, ni una de pvc de una de ante. Es por ello que se debe tener en cuenta cuál es el componente principal para también saber la flexibilidad, dureza o suavidad del mismo.

Finalmente, es necesario tener claro cuál es el estilo de calzado que mejor encaja con el propio pie. Cada persona tiene un pie con una anatomía diferente. Los hay que tienden a apoyar más su parte exterior, quienes pisan de una forma particular o incluso quienes tienen ciertas manías… Todos estos datos deben tenerse en cuenta antes de elegir el zapato perfecto antes de recibirlo en casa.