El barrio del Príncipe recupera la normalidad pero … ¿hasta cuándo?

10105012wCeuta, 25 ene (EFE).- La barriada ceutí del Príncipe Alfonso amanece hoy con la normalidad de un domingo cualquiera pero todavía con la resaca de una operación policial que ha provocado que otros cuatro vecinos de la zona no hayan dormido esta noche en sus casas.

Una mañana de domingo en el Príncipe es prácticamente similar a la de cualquier otro punto de la ciudad, con la salvedad de que en la jornada de hoy esta barriada vuelve a ocupar las portadas de los periódicos nacionales y locales por su relación con el yihadismo.

“Es así, que le vamos a hacer”, cuenta a Efe Mohamed M., un vecino de la barriada, que se dispone a cruzar la frontera con Marruecos para pasar el día con unos familiares que residen en el país vecino.

“Yo llevo muchos años viviendo aquí y a los cuatro que detuvieron ayer creo que ni los había visto”, ha afirmado este hombre de unos 45 años que no duda en afirmar que la jornada de ayer fue de una auténtica “locura”.

Mientras charlamos con Mohamed M. se acerca una mujer, Saida M., quien se refiere a que hoy ya no hay tantos policías como los que durante la madrugada y las primeras horas del sábado se encontraban en distintas zonas de la barriada.

No obstante, Saida M. reconoce que escuchó por la televisión el arsenal de armas que tenían en sus viviendas y lamenta que se pueda relacionar a todos los vecinos del Príncipe con esta imagen. “Aquí vivimos musulmanes pero no terroristas aunque hayan algunos fanáticos”.

Esta mañana por el barrio del Príncipe ya no se escuchan ni las sirenas policiales ni hay helicópteros sobrevolando ni tampoco se ven a policías corriendo por sus estrechas calles. Todo es distinto.

Sin embargo, la diferencia es que esta mañana el barrio vuelve a levantarse con cuatro vecinos pendientes de pasar a disposición judicial y que ya anoche no durmieron en sus viviendas, sumándose a la lista de detenidos relacionados con el yihadismo islámico.

“Detenidos cuatro yihadistas en Ceuta, dispuestos a inmolarse”, dice hoy el periódico “El Pueblo de Ceuta” mientras que el decano de la ciudad, “El Faro de Ceuta”, ocupa su portada para volver a incidir en este mismo asunto: “Detenidos 4 yihadistas dispuestos a atentar”.

Indudablemente, el ambiente que se respira en el centro de la ciudad es distinto pero con el mismo tema de conversación. “Otra vez en la prensa para algo malo”, se lamenta ante Efe un taxista que no disimula su tristeza por el hecho de que a Ceuta se la relacione con el terrorismo islamista.

Pero en el barrio del Príncipe Alfonso esta mañana ya no hay nada fuera de lo común, sólo unos niños que bajan con equipaciones de fútbol para jugar un partido de alevines en un pabellón de la ciudad.

De hecho, cuando abandonamos el barrio el sentir de los vecinos queda reflejado en las palabras de una mujer mayor que, con una bolsa de pan en la mano, exclama: “¿hasta cuándo la próxima?”. Una frase tan corta pero explicativa.

 

Rafael Peña