Dos tercios de residuos domésticos alemanes, en el contenedor erróneo

Berlín, 28 jul (dpa) – Alrededor de dos tercios de los residuos de los hogares alemanes deberían se eliminados de forma distinta, según un estudio hecho público hoy por la Oficina Federal de Medio Ambiente.

Según los datos, solo el 32,6 por ciento de lo depositado en los contenedores de residuos sólidos no aprovechables, como pañales, colillas de cigarrillos, ceniza o bolsas de aspiradoras, corresponde, en efecto, a dichos contenedores.

El resto del contenido desechado por los hogares alemanes en los contenedores de residuos sólidos no reciclables está compuesto en un 39,3 por ciento por residuos orgánicos, en un 27,6 por ciento por materiales reciclables como papel, vidrio, textiles o madera y aproximadamente en un 0,5 por ciento por barnices, baterías y pilas.

El último análisis a nivel federal del uso de contenedores de residuos no aprovechables por parte de los hogares alemanes data de 1985. En este intervalo se redujo a la mitad la cantidad de residuos anuales per cápita, que pasó de 239 kilogramos a 128 kilogramos.

Ello no se debe necesariamente a que los alemanes produzcan ahora menos desechos, sino también a que materiales reciclables como el papel, el vidrio y el plástico se recogen cada vez más por separado.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Jochen Flasbarth, calificó la cifra de “éxito” y añadió que el objetivo es que todo lo que se pueda reciclar, sea reciclado, lo que se aplica también a los residuos orgánicos, que pueden ser utilizados en plantas de biomasa o de compostaje.

Flasbarth añadió que debe aumentarse el número de contenedores de residuos orgánicos, cuestión que se está tratando con las empresas municipales del sector. A su juicio, sin ellos, aumentar la correcta eliminación de residuos biodegradables por parte de los hogares alemanes es poco viable.