Donald Tusk y Fridays for Future reciben el premio Marion Dönhoff

Foto: Daniel Bockwoldt/dpa

Hamburgo (Alemania), 1 dic (dpa) – Donald Tusk, que el viernes dejó su cargo como presidente del Consejo Europeo, y el movimiento Fridays for Future fueron distinguidos hoy con el premio alemán Marion Dönhoff 2019.

El ex presidente alemán Joachim Gauck elogió durante su discurso laudatorio en la ciudad alemana de Hamburgo la lucha de Tusk por la libertad en Polonia y la unidad de la Unión Europea (UE).

A su vez, felicitó a Tusk porque asumirá la presidencia de la fracción del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo: “Estoy seguro de que, como un antiguo ciudadano de Gdansk, seguirá luchando orgullosa, atrevida y libremente por Europa y hará todo para que Europa siga siendo el mejor lugar del mundo”.

Por su parte, Tusk mencionó en su discurso a los miembros presentes de Fridays for Future, un movimiento internacional integrado principalmente por jóvenes que se manifiestan contra el cambio climático e inspirado en el ejemplo de la joven activista sueca Greta Thunberg.

“You are crazy (están locos)”, dijo en su discurso en inglés. Sin embargo, recordó que su abuela, de origen alemán, también se preguntaba si él estaba loco cuando, a los 23 años, se unió al movimiento Solidarnosc, el primer sindicato libre del bloque comunista surgido en los astilleros de Gdansk, en Polonia.

Entre las demandas de los trabajadores en huelga estaban el establecimiento de sindicatos libres, la abolición de la censura y la liberación de los presos políticos. El sindicato terminaría convirtiéndose en un movimiento social de masas que llevó a la celebración de las primeras elecciones democráticas dentro del bloque comunista.

Tusk reconoció en Hamburgo: “Estábamos locos”. Pero en vista de la historia, añadió: “Ustedes también están locos y vencerán”. El político polaco recibió el premio principal al entendimiento internacional y la reconciliación, mientras que Fridays for Future obtuvo el premio promocional.

Ambas distinciones están dotadas con 20.000 euros (22.034 dólares) respectivamente. El premio lleva el nombre de la condesa Marion Dönhoff (1909-2002), una periodista alemana que promovió durante décadas el entendimiento y la reconciliación entre los pueblos.