Diputados alemanes dejan sus partidos por escándalo de máscaras

Berlín/Mannheim/Múnich), 8 mar – El diputado alemán Nikolas Löbel, de la gobernante Unión Demócrata Cristiana (CDU), y su colega Georg Nüsslein, de la Unión Social Cristiana (CSU), abandonaron hoy sus partidos, en el marco del escándalo desatado en torno a negocios con mascarillas de protección.

Löbel había ya cedido hoy a las presiones y anunciado que renunciará con efecto inmediato a su escaño parlamentario como consecuencia del escándalo por su participación en una venta de mascarillas cobrando una comisión.

“Para evitar más daños a mi partido, renuncio a mi mandato en el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) con efecto inmediato”, indicó Löbel.

Tras las presiones de su partido y de su socio bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU), el diputado de 34 años había anunciado inicialmente que renunciaría a su escaño en el Bundestag a finales de agosto y que no se presentaría como candidato en las próximas elecciones, como estaba previsto.

Numerosos políticos de la CDU a nivel federal y regional, así como la agrupación de su distrito en Mannheim, pidieron entonces a Löbel, en términos a veces drásticos, que se retirara inmediatamente del Bundestag.

Löbel había confirmado anteriormente su implicación en negocios con máscaras protectoras y admitió su error. Según el informe, una empresa dirigida por él había cobrado una comisión de unos 250.000 euros (300.000 dólares) por intermediar en contratos entre un proveedor de Baden-Wurtemberg y dos empresas privadas de Heidelberg y Mannheim.

La revelación de los negocios privados de Löbel desató fuertes críticas tanto en su partido como en los aliados socialdemócratas de la coalición de Gobierno que lidera Angela Merkel, así como en la oposición.

En el caso de Nüsslein, este hizo saber el viernes a través de su abogado que tampoco se presentará a la reelección, tras haberse iniciado investigaciones en su contra por presunta corrupción en otra operación de venta de mascarillas.

Nüsslein renunció además a su cargo de vicepresidente de la bancada de la alianza de CDU y CSU en el Bundestag y anunció que se retirará de la política federal.

El asunto de los dudosos negocios con las mascarillas llega en el peor momento para el partido conservador, a una semana de las elecciones regionales en los estados federados de Renania-Palatinado y Baden-Wurtemberg.