Denuncian al dueño de 58 perros de caza por maltrato y hacinamiento

6587609wMadrid, 26 ago (EFE).- La Guardia Civil de Villa del Prado ha denunciado al propietario de 58 de perros de caza por un supuesto delito de maltrato animal, al tenerles hacinados en un recinto de apenas 30 metros cuadrados, algunos de ellos sin microchip y con las orejas cortadas a cuchillo.

Según han informado hoy la Guardia Civil y la protectora El Refugio, en el lugar fueron hallados dos cadáveres de perros, alguno en avanzado estado de descomposición, y 56 animales vivos.

Agentes de la Guardia Civil se desplazaron en la tarde de ayer lunes al lugar donde se encontraban estos animales, situado en las afueras del pueblo, a realizar una inspección y comprobaron las malas condiciones higiénico-sanitarias y alimentarias en las que se encontraban los canes, localizándose los cadáveres de dos de ellos en las inmediaciones de la finca.

Según la protectora El Refugio, los perros vivos estaban hacinados en grupos de hasta siete animales, en “cheniles” de dos metros por uno y malviviendo en “la podredumbre más absoluta”, añaden en su comunicado.

Casi una veintena de estos perros fueron trasladados con urgencia para proceder a su hospitalización, debido a su crítico estado de salud, mientras que el resto fueron rescatados por varias protectoras que habían recibido el aviso.

Entre esas protectoras se encontraba El Refugio, que se presentará como acusación en el procedimiento judicial que se celebrará próximamente, según señalan en su comunicado.

El presidente de esta protectora, Nacho Paunero, consiguió localizar y entrevistar brevemente al propietario de los perros que, según la nota, negó “con absoluta frialdad” que los animales fueran suyos y que los dedicara a la caza.

“Llevamos 18 años insistiendo en que el entorno de la caza es el principal foco del problema de maltrato y abandono de perros en España”, ha declarado Paunero y ha recordado que al final de temporada son habituales “las masacres estacionales de galgos” o “el abandono de miles de perras que no les sirven para cazar”.

Esas perras, asegura el presidente de El Refugio en la nota, “acaban preñadas de hasta diez cachorros que nacerán en situación de abandono” e indica que el entorno rural español “está plagado de lugares infectos como el que ha sido denunciado en Villa del Prado, que no están sometidos a ningún tipo de control”.

Por ello, exige a la Administración que tome medidas para impedir que siga habiendo “cientos de miles de perros” de caza que son “maltratados y abandonados” y que muchos se empeñan en “sacrificar”.

Actualmente la protectora El Refugio está inmersa en casi un centenar de procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas por maltrato animal.