De la ruta turística de pueblos mágicos de México; Mazamitla en Jalisco

Recientes análisis alzan la voz de alerta en todo México ante el enorme problema de abastecimiento de agua y riesgo de desertización que sufre todo el país. Afortunadamente, esta situación puede revertirse, ampliando el territorio de bosques y zonas húmedas. No todo está perdido y aún hay sitios de espectacular belleza natural, como es el caso de Mazamitla en Jalisco.

Mazamitla en Jalisco

Mazamitla se ubica a tan solo 122 kilómetros de la ciudad de Guadalajara, al sur del estado de Jalisco. Está considerado como un espacio ideal para las escapadas de fin de semana, gracias a sus cabañas ubicadas en un entorno boscoso y por sus espectaculares vistas panorámicas. El poblado se enmarca dentro de la conocida como Sierra del Tigre, un espacio famoso por la variedad de actividades al aire libre, de deporte y aventuras que ofrece.

Mazamitla, cosas por hacer

Mazamitla respira tranquilidad, paz, confianza y aire puro. Es un verdadero placer entrar en este pequeño poblado, dejar el estrés y las prisas atrás y disfrutar de un pasero relajado por su hermoso centro histórico.

Esta sería una de las primeras cosas que hacer en Mazamitla, aprovechar la visita y adquirir algunos de los licores y ponches de frutas que han participado en la popularidad que tiene en estos momentos toda la comarca. Los productos exquisitos, naturales y artesanos de Mazamitla serán un excelente y sabroso punto de partida para conocer y disfrutar de este poblado y su espectacular entorno.

No es de extrañar que esta pequeña villa, incluida en la ruta de los Pueblos Mágicos del sur de Jalisco, atraiga cada año a miles de turistas, tanto extranjeros como nacionales. Sin lugar a dudas, si lo que se busca es la desintoxicación de la ajetreada vida cotidiana y la conexión espiritual con la naturaleza, este sitio es el ideal.

Actividades en Mazamitla

Una vez aquí y ver la Parroquia de San Cristobal en el casco antiguo, no hay que perderse la cascada de Mazamitla, una caída de nada menos que 30 metros de altura, una excursión que puede realizarse a caballo. Y si el paraje enamora al visitante, algo que con toda seguridad logrará, por un precio bastante aceptable se puede alquilar alguna de las cabañas disponibles en pleno bosque.

Pero no solo de paz y tranquilidad se disfruta en Mazamitla, también es posible vivir actividades y experiencias inolvidables, como volar en parapente y obtener una perspectiva diferente, desde el aire, de toda esta zona. Así mismo, el parque ecológico Mundo Aventura será el lugar ideal para pasar momentos de gran diversión en familia, ya que posee puentes colgantes, tirolesas, y se pueden realizar otras actividades como el gotcha, la escalada o el rapel.

Imprescindible también será visitar el parque municipal de la zanja y subir hasta el Cerro del Tigre y disfrutar de las vistas que ofrece su mirador, ubicado a 2.800 metros de altura. En cualquier caso, para completar esta información y profundizar en todo lo que se puede ver y hacer aquí, es recomendable hacer click en el enlace sugerido más arriba y conocer las 7 mejores cosas que hacer en Mazamitla, uno de los pueblos con más encanto de la ruta de pueblos mágicos del sur de Jalisco.

¿Cuáles son los Pueblos Mágicos de Jalisco?

No solo Mazamitla es digno de una visita, una vez que el viajero se encuentra en Jalisco, puede aprovechar para conocer el resto de los Pueblos Mágicos que se reparten por todo este estado. Los más recomendables son, además del ya mencionado y al que se le dedica la mayor parte de este artículo, Tapalpa, Tequila y San Sebastián del Oeste. Todos ellos son espacios de gran biodiversidad y acuíferos.

Tequila

Este poblado se extiende por una alfombra azul verdoso a las faldas del volcán de Tequila, un espacio de indudable belleza natural. Tequila destaca, además de por el volcán que le da presencia a todo el entorno, también por la fractura geológica de la Barranca con su húmeda vegetación, una garganta natural donde se ubica la cascada de Los Azules y sus no menos espectaculares plantaciones de agaves.

Tapalpa

Además de pasear por sus calles empedradas y caminos de tierra que transportan al turista a otra época, la naturaleza del entorno bien merece una visita. Bosques, lagos y valles ofrecen actividades de aventura, acuáticas y de absoluto relax en contacto con la vida silvestre. Tapalpa se presenta como un enclave que potencia las actividades de ocio al aire libre, por lo que aquí se puede practicar el ski acuático, la pesca deportiva, el remo, parapente, tirolesas, ciclismo de montaña, escalada e incluso la observación del cielo nocturno. Imprescindible es visitar la cascada de El salto del Nogal (100 metros de caída), y las Piedrotas (extrañas formaciones rocosas).

San Sebastián del Oeste

Este pueblo minero todavía mantiene algunas donde se extrae plata y otras que pueden ser visitadas por los turistas. Se ubica a las faldas del Cerro de la Bufa y, ahora que la fiebre de las minas desapareció, es un auténtico remanso de paz. Es otro de esos lugares en los que parece que se ha viajado varios siglos atrás, ideal para paseos entre arboledas sin prisas. Aquí hay que visitar el Templo del siglo XVI, la Plaza (El Cuadro), el Museo de Doña Conchita Encarnación (antigüedades), el puente grande y el puente curvo.