Datos del estudio de seroprevalencia ENE-COVID-19 en Asturias

La primera oleada del estudio nacional de seroprevalencia ENE-COVID-19 que impulsa el Instituto de Salud Carlos III refleja que los trabajadores en activo son el grupo con mayor prevalencia de infección por el nuevo coronavirus (SARS-Cov2) en Asturias, con un 2,6%, seguido por las personas jubiladas o retiradas, con un 2,1%, según la determinación de anticuerpos realizada mediante test rápido, que detecta la presencia de este patógeno.

Cabe destacar que la primera oleada del estudio, realizada entre la última semana de abril y la primera de mayo, fija en un 1,8% la prevalencia de la enfermedad en el Principado.

Los datos desagregados de la primera ronda muestran también que, por sectores de actividad, la mayor proporción de casos positivos se concentra entre trabajadores del transporte (5,6%), seguidos por los profesionales de la salud que prestan asistencia clínica (3,8%) y por los empleados de otros centros sanitarios (3,4%).

También se ha detectado un mayor número de personas seropositivas por la COVID-19 entre aquellas que padecen algún tipo de patología previa (2%), frente a quienes que no la tienen (1,7%).

Además, esta submuestra asturiana revela que los vectores de transmisión más citados por los participantes en el estudio son los familiares, seguidos por los compañeros de trabajo, en un porcentaje que supera ligeramente el 1%.

En relación con la sintomatología que suele acompañar a la COVID-19, un 9% de las personas que participan en el estudio aseguraron haber padecido tres o más síntomas de la enfermedad o anosmia (pérdida de olfato y gusto), si bien este porcentaje no se evidenció posteriormente con la serología. Las manifestaciones más mencionadas fueron tos y dolor de cabeza.

En cuanto a la edad, la mayor proporción de casos positivos se concentra en el grupo de 14 a 64 años. Asimismo, las localidades de más de cien mil habitantes registran el porcentaje más alto de personas afectadas, con un 2,4% (1,5% son hombres y 3,2%, mujeres).

Segunda ronda

El pasado lunes comenzó la segunda ronda de este proyecto, que continúa con las mismas herramientas para analizar la seroprevalencia de la COVID-19 entre la población seleccionada: una encuesta epidemiológica, un test rápido de medición de anticuerpos y un análisis de sangre para determinar anticuerpos en el suero.

Las autoridades sanitarias han realizado un llamamiento a la ciudadanía para que continúe participando en el estudio y, especialmente, han animado a incorporarse a aquellas personas que no pudieron hacerlo en la primera oleada.

También han agradecido el compromiso de los equipos de atención primaria en esta investigación, que implica a más de 250 profesionales en toda Asturias.