Connect with us

Noticias Salud

Curso de relax: ¿Sirve el yoga facial?

Publicado

el

Comunidades Salud Belleza Tendencias

Foto: Christin Klose/dpa

(dpa) – Los músculos del rostro están tensos, la zona que rodea los ojos parece agotada. ¿Quién no ha sentido algo similar después de un día lleno de estrés? A muchos el cansancio les queda plasmado en la cara. ¿Por qué no relajar un poco toda la zona?

La “cara de pez” puede ayudar. Funciona así: hay que inhalar profundamente, llenar de aire las mejillas y desplazar la mandíbula baja de adelante hacia atrás y luego de izquierda a derecha. Repitir el ejercicio varias veces.

“Este ejercicio relaja los músculos del rostro”, asegura la dermatóloga Eva Juchems. Es uno de los tantos ejercicios para generar movimiento en la zona. Lo que a primera vista parecen ser morisquetas ahora son entendidas como gimnasia mímica o yoga facial.

¿Tener menos estrés genera cutis más terso?

Como tantas otras ideas de moda, esta también viene de Estados Unidos. “Es fundamentalmente una tendencia que surgió en los Estados Unidos y se difundió hacia los demás continentes”, explica el dermatólogo Klaus Hoffmann.

El “faceyoga”, como se lo conoce en inglés, promete ayudar a disminuir el estrés, favorecer la relajación y tener una piel más tersa. “Otra de las ideas del yoga facial es generar músculos más fuertes debajo de la piel y que eso active la circulación y a su vez le dé un aspecto y color más saludable al cutis”, dice Hoffmann.

No hay pruebas científicas sobre su efectividad

De todos modos, “no es recomendable practicar yoga facial con expectativas desmedidas”, advierte Juchems. Y en este punto su colega Hoffmann coincide con ella: “No existen estudios científicos que confirmen la efectividad del yoga facial”.

Esto no significa que los movimientos no ayuden a relajar los músculos faciales. “Precisamente cuando uno tiene la zona de la mandíbula tensionada algunos ejercicios pueden generar un gran alivio”, dice Hoffmann. Cuando una persona sufre de hinchazón en el rostro, los movimientos también pueden llevar a un drenaje linfático y ayudar a que haya una mejor circulación en el cutis.

Eso sí: no hay que esperar resultados inmediatos. “Sin disciplina y persistencia no funciona”, alerta Juchems. Es necesario hacer los ejercicios entre tres y cuatro veces por semana durante cinco minutos. “Lo ideal sería hacerlos todos los días.”

Por qué requiere algo de fe

La experta en fisionomía y “facereading” Tatjana Strobel también es de la opinión de que el yoga facial puede ayudar cuando se lo practica con regularidad. “Pero además hay que tenerle algo de fe y creer en sus beneficios”, dice la especialista de Zúrich.

A muchos les parece una tontería ponerse a entrenar los músculos del rostro con la misma tenacidad que los bíceps. “Obviamente para esa gente el yoga facial no es una buena opción”, comenta Strobel. En cambio para los que creen en esta práctica, encontrarán con seguridad un buen resultado: la relajación. “Es un momento para uno mismo, en el que uno se concentra en hacer algo que le haga bien y después del ejercicio se siente mucho mejor”, asegura Strobel. “Eso de por sí es bueno.”

Tres ejercicios para empezar:

– Para relajar la zona de los ojos, colocar los dos dedos índices sobre las cejas en forma plana, sobre la frente. Hacer una presión muy leve y estirar suavemente hacia abajo. Abrir en esa posición los ojos y dejarlos al menos cinco segundos lo más abiertos posible. Repetir el ciclo cinco veces.

– Abrir los ojos lo más posible y luego cerrar con fuerza. Repetir cinco veces. La dermatóloga Juchems dice que este ejercicio podría repercutir positivamente en las arruguitas alrededor de los ojos.

– Pasar la lengua por sobre cada diente. Juchems: “Eso hace que se estire el músculo orbicular de la boca y le genera flexibilidad.”

Por Sabine Meuter (dpa)

 

Advertisement

LO MÁS VISTO !!