Curiosidades sobre las mariposas

Los lepidópteros, más conocidos comúnmente como mariposas, son unos insectos increíblemente fascinantes que despiertan una curiosidad sublime en los seres humanos, debido a que, durante toda su vida, sufren una serie de transformaciones complejas conocidas como metamorfosis.

Este proceso de metamorfosis es absolutamente intrigante, puesto que, un simple gusano se convierte en un insecto terrestre volador.

Actualmente, la ciencia ha descubierto un total de 24.000 especies diferentes de mariposas.

Estos misteriosos y hermosos animales poseen dos pares de alas cubiertas de escamas coloreadas y se alimentan principalmente del néctar y del polen de las flores.

En este post te mencionaré cinco datos curiosos que probablemente no sabías acerca de las mariposas:

En primer lugar, las mariposas saborean su comida con las patas. Las mariposas tienen su sentido del gusto en las patas, y de esta manera pueden determinar si la hoja en donde se paran es suficientemente buena para su capullo.

En segundo lugar, sus alas están formadas por cientos de escamas. Las alas de las mariposas están formadas por escamas de pequeño tamaño que constituyen una capa sobre la membrana. Se superponen unas sobre otras y pueden haber entre 200 y 600 escamas por milímetro cuadrado.

En tercer lugar, las mariposas son insectos que son capaces de subsistir en cualquier tipo de hábitat, desde calurosos climas hasta las más grandes y heladas altitudes, así como en las ciudades.

En cuarto lugar, estos insectos están dotados por un sentido de la ubicación increíblemente exacto. Las mariposas monarcas poseen un sistema de navegación que contempla la altura del Sol y el análisis de la luz, facultad que las orienta hacia el Sur.

Y finalmente, pero no menos importante, las mariposas son un plato exquisito en algunas partes del mundo. Aunque esto pueda parecer repugnante para los amantes de estos animales, las mariposas son consumidas por el hombre en algunas zonas del mundo. Esta costumbre es conocida como “Entomofagia”. En México se consumen los exquisitos “Gusanos de Maguey” y en otros países tropicales se comen de forma habitual las crisálidas de algunas especies.

Soraya Andreina Pérez