¿Cuáles son las plagas urbanas más frecuentes?

Cucarachas, roedores, moscas y mosquitos se encuentran entre las plagas urbanas más comunes y numerosas. Sin la intervención de empresas de control de plagas, podrían ocasionar graves problemas de salud para los ciudadanos

Las plagas urbanas pueden transmitir enfermedades y convertirse en un problema grave de salud global si no son erradicadas adecuadamente antes de su expansión. El control de plagas es básico para evitar un grave problema de salud pública. En nuestras ciudades las cucarachas, roedores, moscas y mosquitos son las principales plagas a combatir:

Cucarachas. Les encantan los lugares húmedos y con poca limpieza y se alimentan de todo tipo de comida. Su capacidad de provocar repulsión sólo es comparable a su potencial peligro como propagadoras de infinidad de enfermedades. Diarreas infantiles, infecciones en tracto urinario,infecciones en intestinos y fiebres gastrointestinales son algunas de estas enfermedades. Para erradicarlas, las empresas de control de plagas, como los profesionales de Actualia, extreman las medidas higiénicas, acaban con los escondrijos en que se ocultan y utilizan para su exterminio productos sostenibles con ingredientes activos para no dañar el medioambiente.

Roedores. Los roedores tienen una capacidad de reproducción asombrosa, por lo que es una de las plagas más comunes en ciudades. Comen y beben de todo, incluido bebidas alcohólicas y esparcen por donde pasan microorganismos y suciedad. Heces y orina son posibles causas de contaminación indirecta, pudiendo producir en el ser humano enfermedades como la salmonelosis. La mordedura puede llegar a provocar la rabia, así como fiebres altas y procesos alérgicos en la piel. Para acabar con esta resistente plaga los profesionales de control de plagas utilizan tanto métodos químicos de desratización como trampas físicas, entre las que se cuentan innovadoras técnicas de ultrasonidos que causan la huida de ratas y ratones.

Moscas y mosquitos. Es habitual subestimar la peligrosidad de moscas y mosquitos, tan frecuentes en todos los ambientes, pero algunas especies de estos insectos pueden transmitir enfermedades víricas muy graves e incluso ocasionar epidemias. Las moscas son importantes transmisores de enfermedades pues tienen predilección por lugares con basura, heces y animales en descomposición. En cuanto a los mosquitos, hay especies transmisoras de enfermedades como el virus del Zika. La erradicación de algunas especies de mosquitos en algunas zonas es especialmente necesaria para prevenir epidemias, que pueden extenderse a muchas partes del mundo debido a la globalización. Los profesionales de control de plagas prestan especial atención en estos casos a la eliminación de moscas y mosquitos en estado larvario.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies