Home Sociedad Creciendo juntos; la importancia del juego
Sociedad - 14 junio, 2019

Creciendo juntos; la importancia del juego

El juego es un elemento básico en la vida de un niño, no solo es divertido, sino que se considera esencial para su correcto desarrollo físico y cognitivo, pero muchos se preguntarán por qué es tan importante. Pues bien, es un hecho biológico que los niños necesitan mantenerse activos para aprender y desarrollar sus capacidades, y el juego es ese elemento que les permite conocer la vida de manera divertida, sin percatarse de sus propios avances.

Los niños necesitan hacer las cosas una y otra vez antes de adquirirlas como propias, por lo que los juegos tienen un carácter formativo que le hace enfrentarse una y otra vez a las mismas situaciones hasta que consiguen dominarlas o, en su defecto, adaptarse a ellas. Los juegos pueden y deben ser de muchos tipos diferentes: de mesa, de role play, imaginativos, al aire libre, deportivos, de explorar o experimentar…

La importancia de elegir los juguetes adecuados para nuestros hijos

Sobre la premisa de que la actividad lúdica es, en definitiva, una herramienta educadora de gran peso en nuestros hijos, ya que, como hemos indicado, los niños aprenden jugando, es esencial que los padres se planteen ciertas cuestiones antes de elegir los juguetes que van a comprarle a sus hijos: ¿el niño desea ese juguete? Y aún más importante, ¿es adecuado para su edad?, ¿cumple con la normativa de calidad y seguridad?, ¿fomenta estereotipos sexistas? ¿se potencia la violencia en el juego?… En Juega y Crece encontrarás no solo algunos de los mejores juguetes del mercado, tanto juguetes educativos como para jugar el aire libre, sino también información muy útil elaborada por Denise, la psicóloga que está detrás de este sitio web, que nos servirá de referencia ilustrativa a la hora de elegir con acierto un juguete determinado.

En esta página encontrarás, también, un blog con artículos muy interesantes además de poder contactar personalmente si quieres resolver algún tipo de dudas.

En definitiva, para elegir con acierto, un juguete adecuado debe cumplir con los siguientes aspectos; fomentar el aprendizaje, la creatividad, la psicomotricidad, y favorecer un correcto desarrollo en la etapa infantil, y también, por supuesto que al niño le guste.

La importancia de informarse antes de comprar un juguete

Como podemos ver, los juguetes no son simples objetos triviales con los que entretener a nuestros hijos, así que más vale informarse un poco antes de comprarlos y prestarles la atención que se merecen.

Además de valorar las cualidades al elegir un juguete, y lo que aporta a nuestros hijos, si nos decidimos por comparar y comprar juguetes online conseguiremos un buen ahorro familiar, pues en la web siempre se consiguen precios mucho más competitivos y una información pormenorizada de cada productos, incluso comparativas realmente útiles para que puedas valorar varios modelos de un mismo producto sin tener que consultar varias páginas.

Debemos tener en cuenta que en el mercado vamos a encontrar muchos juguetes que no son beneficiosos para los niños, y que siempre lo más caro no es ni mucho menos lo mejor y más adecuado para ellos. En numerosas ocasiones tenemos la casa llena de juguetes a los que los niños apenas le prestan atención por falta total de interés o porque son adecuados a su edad.

Un acierto seguro, tal y como nos comenta la experta psicóloga de Juega y Crece es optar por juguetes para el aire libre y juguetes que fomenten el juego simbólico. En el primer caso, se fomentan las actividades de exterior, tan necesarias y saludables para niños y mayores, que implican la práctica de algún ejercicio habitual, invitando a los niños desde pequeños a llevar un estilo de vida saludable. En el caso del juego simbólico, se favorece el desarrollo cognitivo y del lenguaje, la socialización, el desarrollo emocional y la capacidad imaginativa, así como la comprensión del mundo que les rodea.

Consejos a la hora de elegir juguetes para los niños

Ya que tenemos claro que los juguetes son esenciales en la vida de los menores, debemos hacer hincapié también en la importancia que tiene el que nos involucremos en los juegos con nuestros hijos, que disfrutemos en familia y afiancemos lazos fuertes que nos acompañarán durante toda la vida entre padres e hijos y entre hermanos. Vuestros hijos no se quedarán en la memoria con el dinero que os pudieseis gastar en tal o cual cosa, vuestros hijos se quedarán en la memoria con las risas compartidas y los buenos momentos.

Dicho esto, no siempre el juguete más sofisticado es el mejor, así que el primer consejo es que valoréis el juguete según el nivel de interés real que puede despertar en el niño, y siempre será mucho mejor algo simple, que fomente su creatividad, que algún artilugio que lo sature con luces y sonidos.

El segundo consejo es valorar con detenimiento la personalidad del niño, si es más bien tímido/a, entonces necesitará más juegos de socialización, mientras que, si es nervioso o inquieto, necesitará juguetes que favorezcan la atención.

Desgraciadamente, nuestros menores se ven bombardeados por los anuncios publicitarios, así que como padres y educadores debemos adoptar una actitud crítica ante los juguetes que anuncian en televisión y no simplemente otorgar a nuestros hijos los caprichos o antojos que puedan tener en este sentido.

En tercer lugar, debemos ser muy exigentes acerca del cumplimiento de toda la normativa de calidad y seguridad y que siempre sean apropiados para la edad de nuestros hijos. Dicho esto, el juguete deber ser siempre fuente de diversión, desarrollo de capacidades y aprendizaje, nunca de frustración por estar destinados, por ejemplo, a edades superiores.

A determinadas edades, cuando empieza el interés por los videojuegos, hay que tener especial cuidado con los contenidos, nada de comprar juegos que fomenten la violencia, el racismo o la intolerancia. Conviene recordar, además, dado su carácter afectivo, que el tiempo que los adolescentes pasan con los videojuegos nunca puede restar tiempo familiar, ni mucho menos sustituirlo.

Así mismo, se debe rechazar cualquier juguete que fomente conductas sexistas, racistas o violentas y no saturar a los niños con demasiados juguetes. Evitad caer en el consumismo excesivo e incentivarle a ser capaces de inventar sus propios juegos y juguetes.

Por último, no os olvidéis nunca como padres de regalar libros para fomentar desde pequeños el interés por la lectura, tened siempre libros a mano y adecuados para su edad, leed con ellos… crear el hábito desde pequeños es mucho más sencillo que intentarlo en etapas posteriores.

 

Check Also

Mi vecino de número: ¿Quién da más?

De un tiempo a esta parte la muchachada cada vez está más ociosa, hoy mismo sin ir más lej…