Crece un 67% la demanda de mujeres que desean realizarse un injerto capilar

La caída del cabello es un problema muy común también en mujeres, los desequilibrios hormonales, el estrés o una mala alimentación son calves para favorecer esta pérdida.

Aunque el injerto capilar es una cirugía que mayoritariamente se realizan los hombres, en el último año la demanda de mujeres interesadas en realizarse una cirugía de trasplante capilar a aumentado hasta en un 67%, según Jorge Feve, Director de Clínica Ibiza en Madrid

“Antes las mujeres acudían interesadas en tratamientos capilares para frenar la caída pero cuando le hablabas de cirugía no querían ni oír hablar de ella. En los últimos añoslas técnicas han evolucionado mucho y ahora en la mayoría de los casos puede realizarse la intervención sin tener que raparse la cabeza, impedimento principal por el cual la mujeres desistían de la cirugía” 

Las mujeres aceptan mucho peor psicológicamente la perdida de pelo, ya que mayoritariamente se ha caracterizado a los hombres con dicho problema, en la actualidad mediante la técnica FUE (pelo a pelo) la mujeres pueden aumentar su densidad capilar y mejorar su autoestima.

La diferencia principal cuando se realiza una intervención en mujeres es el rasurado de la zona donante, en estos casos se realiza una serie de ventanas en la parte de la coronilla que se disimulan fácilmente.

A la hora de implantar el pelo, en Clínica Ibiza utilizan un dispositivo llamado “implanter” se trata de un mecanismo similar a un bolígrafo que injerta el pelo uno a uno, permitiendo al doctor determinar su inclinación y dirección de crecimiento, lo que favorece al resultado final. Es un procedimiento más lento pero que obtiene unos resultados más naturales.

Al realizar la cirugía con este dispositivo, los tiempos de recuperación disminuyen, ya que es menos traumático, de este las mujeres la mujeres que se sometan a esta intervención podrán reincorporarse más rápido a sus actividades cotidianas

Si bien es cierto, los resultados definitivos de la intervención no se aprecian hasta pasados 10 – 12 meses, por lo que deberán esperar para ver el resultado final, hay que tener en cuenta que deberán seguir cuidándose para evitar que los folículos que estaban antes del injerto no se caigan y haya que repetir la cirugía pasados unos años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies