Crece la probabilidad de que se retrase el juicio contra “El Chapo”

Nueva York, 12 jul (dpa) – Crecen las posibilidades de que se retrase el juicio en Estados Unidos contra el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, después de que la fiscalía se haya mostrado abierta a postergar su inicio en un mes.

El abogado del considerado ex jefe del cártel de Sinaloa pidió al juez aplazar el inicio del juicio en Nueva York, previsto para el 5 de septiembre con la selección del jurado, y la fiscalía expresó su disposición a aceptar un retraso de 30 días.

Eduardo Balarezo, el abogado de “El Chapo”, solicita no obstante un retraso de cinco meses, lo que situaría el inicio del proceso en febrero de 2019, más de dos años después de la extradición de Guzmán a Estados Unidos desde México.

Acusado de introducir toneladas de droga en suelo estadounidense al frente de lo que el Departamento del Tesoro calificó como un “imperio criminal” de tráfico de cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas, “El Chapo” podría ser condenado a cadena perpetua con ser hallado culpable solo en uno de los 17 cargos contra él.

“Aunque el Gobierno objeta un aplazamiento del juicio, que está agendado actualmente para el 5 de septiembre de 2018, si la corte ve necesario asegurar que el abogado defensor vaya preparado adecuadamente al juicio, el Gobierno no se opone a un aplazamiento de 30 días”, señaló la fiscalía en el escrito enviado el miércoles al juez.

El abogado de “El Chapo” pidió la semana pasada el aplazamiento del juicio después de que la fiscalía le entregara más de 82 gigabytes de datos a falta de solo dos meses del inicio, aunque en esa petición escrita no sugirió una nueva fecha.

Los datos recibidos de la fiscalía contienen aproximadamente 117.000 archivos de sonido, 1.125 páginas de documentos, decenas de fotografías y al menos una grabación en video, y se suman a las más de 320.000 páginas de documentos y miles de audios interceptados y grabados, así como comunicaciones electrónicas y docenas de videos que ya le había entregado antes la fiscalía.

“Esto crea un obstáculo insuperable para que la defensa pueda estar preparada para el juicio el 5 de septiembre de 2018”, señala el letrado en un nuevo escrito enviado el miércoles por la noche al juez, en el que pide ya un aplazamiento de cinco meses. La fiscalía “tiró sobre la defensa una cantidad increíblemente grande de datos que deben ser revisados, analizados y organizados”, se queja Balarezo.

El juez Brian Cogan, de la corte federal del Distrito Este de Nueva York, debe ahora tomar una decisión.

La fecha del inicio del juicio fue fijada por Cogan el 15 de febrero, en una de las audiencias preparatorias del proceso que se celebran desde la extradición de “El Chapo” con la asistencia del propio acusado, su abogado y los fiscales. La próxima está prevista para el 14 de agosto.

Si el magistrado accede a retrasar el proceso, este sería el segundo aplazamiento, ya que el inicio del juicio fue fijado inicialmente para el 16 de abril de este año. Cogan movió la fecha por petición de Balarezo, que asumió como abogado defensor de “El Chapo” en septiembre del año pasado. Hasta entonces y desde su extradición, Guzmán había tenido dos abogados de oficio.

Desde su llegada a Nueva York la noche del 19 de enero de 2017 -pocas horas antes de que Donald Trump jurase como presidente la mañana siguiente en Washington-, “El Chapo” espera juicio en régimen de aislamiento en una prisión de máxima seguridad de Manhattan. De los 17 cargos contra él, ninguno es un delito de sangre. El principal es el de manejo de organización criminal.

Cogan debe aún pronunciarse también sobre la solicitud de trasladar el juicio desde el barrio neoyorquino de Brooklyn, donde está su corte, a Manhattan. La defensa lo pidió para evitar el dispositivo de seguridad que acompaña al mexicano en cada traslado ante el juez y que hace cortar el Puente de Brooklyn.

El Metropolitan Correctional Center, la prisión en la que está “El Chapo”, se encuentra en el extremo de la pasarela en Manhattan y la corte del Distrito Este está en el del otro lado. Balarezo asegura que el dispositivo de seguridad -una decena de automóviles, algunos de ellos blindados, un helicóptero y una ambulancia- perjudica a su cliente porque da imagen de culpabilidad y peligrosidad.

Pidió por ello que el juicio -con el mismo juez, mismo jurado y mismos fiscales- tenga lugar en uno de los edificios de la corte del Distrito Sur, que se encuentra en Manhattan a menos de 100 metros de la cárcel de “El Chapo”.

El juicio al sexagenario Guzmán está llamado a ser uno de los procesos judiciales por narcotráfico más mediáticos de las últimas décadas en Estados Unidos. “El Chapo” llegó a ser considerado el narcotraficante más poderoso del mundo, por encima incluso de lo que fue en su día el colombiano Pablo Escobar. Chicago lo declaró enemigo público número 1 como a Al Capone.

Por Sara Barderas (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies