Cosas que hacer durante el confinamiento

El confinamiento, además de lograr frenar la curva de contagios para ir controlando poco a poco la pandemia del coronavirus, tiene otras cosas que pueden verse por el lado positivo. Ganar tiempo para hacer actividades que habitualmente no podemos realizar es una de ellas. Aquí te dejamos un listado de cosas que puedes hacer y qué quizá ahora sea el momento de ello.

Rescata ese libro que aún no habías podido leer

Todos tenemos algún libro pendiente por leer que vamos postergando por falta de tiempo. Si estás en esa situación ahora es el momento de cogerlo y, por fin, comenzar con tu lectura. En el caso de que tengas una biblioteca en casa da un paso más allá y piensa si debes ordenarla. Sin lugar a dudas ahora puede ser el mejor momento para ponerte al día y para poner orden entre todos tus libros.

Disfrutar del mejor cine

Como ocurre con la literatura, ahora puede ser un buen momento para ver esas películas que todavía tienes pendientes. En español, español latino, en inglés, VOS, VO… Elige el título que más te guste y no dudes en pasar un buen rato desconectando de todo y sumergirte en la historia que elijas. Ya sabes que en la actualidad hay un gran catálogo de opciones entre las diferentes plataformas disponibles.

Revisa tus plantas

Si tienes plantas ya sabes que, en mayor o menor medida, requieren cuidado constante. Es el momento de revisar si puedes hacer algo más que regarlas para mejorar su aspecto y cuidado: desde hacer hacer injertos a transplantarlas, cortar sus raíces o podarlas justo ahora que llega la primavera son opciones que pueden hacer que el estado de tus plantas mejores considerablemente.

Aprovecha para hacer visitas virtuales

Muchos museos han puesto a disposición de todos los usuarios visitas virtuales a sus exposiciones. Ahora que tenemos más tiempo puede ser un buen momento para conocerlas, aunque sea vía online, y apreciar la belleza de las obras expuestas. Museos de todo el mundo han puesto en marcha ese tipo de medidas así que sólo tienes que consultar si la exposición o el museo que te interesa lo ha hecho. En España, algunos tan importantes como el Thyssen o el Prado lo han hecho.

DIY

Quizá sea el momento para iniciarte, si todavía no lo has hecho, dentro del universo DIY. Empieza por manualidades de baja dificultad y que se puedan hacer con cosas que tienes en casa y poco a poco ve subiendo el grado de complejidad. Piensa en qué quieres o qué puedes necesitar para casa, por ejemplo, en estos momentos y no dudes en intentar hacerlo por ti misma. Lo ‘peor’ que puede pasar es que te entretengas unas horas.

Experimenta con nuevos platos

Ahora también puede ser un buen momento para aprender a hacer platos nuevos o postres. Con toda la familia en casa el ritmo al que la nevera se vacía crece de manera exponencial así que puedes intentar frenar este particular saqueo haciendo un plato contundente o un postre delicioso que desvíe la atención: desde un buena lasaña casera, pizza con masa casera a tarta de manzana, brownie… Son muchas las opciones con las que puedes probar; piensa en qué puede gustar más y comprueba que tengas todos los ingredientes y solo tendrás que ponerte manos a la obra.

El fin de la procrastinación

Todos vamos dejando cosas que tenemos que hacer para más adelante y a veces esto se puede alargar demasiado. Ahora, sin duda alguna, puede ser un buen momento para dejar de procrastinas y hacer por fin todo eso que tenemos pendiente desde hace tiempo y que, por pereza, por falta de tiempo real o por cualquier otro motivo no acabamos de empezar a hacer. 

No te olvides del deporte

Hacer deporte sin salir de casa es posible. Si no tienes aparatos en casa para ello no te preocupes porque en internet encontrarás un sinfín de clases online que solo tendrás que seguir. Busca el tipo de ejercicio que quieres hacer y listo.

Tiempo para ti

Dedícate el tiempo para ti que, habitualmente, y con las vertiginosas rutinas diarias que todos seguimos no puedes hacer. Es el momento de lograr darte esos pequeños caprichos caseros que no puedes. Desde hacerte un tratamiento facial a cualquier otra actividad.