Copa menstrual: La alternativa saludable para la higiene durante la menstruación

La higiene íntima es una de las preocupaciones capitales de toda mujer. Mantener sus partes íntimas de la mejor manera, libre de cualquier tipo de infecciones o problemas asociados a una higiene incorrecta, es una de las prioridades fundamentales de las féminas.

En la época menstrual, esta preocupación se ve intensificada. El reto es diferente y las rutinas de higiene necesitan intensificarse también.

No son pocas las opciones con las que cuenta una mujer para mantener higiénica sus partes íntimas durante la menstruación, sin embargo, no todas son igual de saludables.

A menudo, son los tampones y las compresas los productos responsables de esta higiene. Pero la gran cantidad de elementos de origen sintético utilizados para su fabricación pueden llegar a ocasionar problemas al mediano plazo. Afecciones alérgicas, residuo menstrual y otra serie de problemas que, seguramente, no todas las mujeres verán con gracia.

A todo esto, la copa menstrual Mimacup se presenta como la alternativa saludable (y ecológica) para esos días donde la higiene íntima deja de ser una preocupación, para convertirse en la prioridad que encabeza la lista.

¿Qué es la copa menstrual?

Aunque su nombre pueda sugerirnos un invento reciente, la copa menstrual viene usándose desde hace más de un siglo, sin embargo, nada tiene que ver aquel añejo utensilio de higiene íntima con los productos de copas menstruales que se fabrican en la actualidad.

El funcionamiento de una copa menstrual ofrece ventajas frente a otros métodos de higiene íntima, permitiendo a la mujer hasta 12 horas libre de preocupaciones, lo que es ideal para usar durante un viaje, durante una sesión de entrenamiento, o si se tiene que ir al trabajo o a la universidad.

No obstante, debemos hacer la salvedad de que existen diferentes tipos de copas menstruales, a menudo especificadas de acuerdo a sus materiales de fabricación.

Por un lado, encontraremos las copas menstruales fabricadas en látex, y por otro encontraremos las que utilizan elementos totalmente naturales (y por ende, saludables), que son las copas que podemos encontrar fácilmente al comprar cosmética natural.

¿Cuál es la diferencia entre una copa menstrual convencional y una copa de Mimacup?

Las copas menstruales de origen natural se diferencian de las de origen sintético por prescindir de elementos tóxicos como el látex y alérgicos como los aditivos o los perfumes. Una de las mejores marcas es Mimacup, fabricante especializado en estos productos naturales.

En cambio, este tipo de copas menstruales son fabricadas siguiendo los principios de la cosmética natural, utilizando únicamente ingredientes nacidos en la naturaleza, sin ningún añadido procedente de lo sintético o petroquímico, por lo que son saludables y no generarán ningún tipo de reacción.

Estas copas suelen estar presentes en color transparente o en color rosa, porque son dos colores que se pueden producir utilizando colorantes de origen natural, de modo que tampoco suponen ningún riesgo o exposición a sintéticos por parte de quien las utilice.

Por todo esto, se evita el riesgo del shock tóxico.

¿Qué es el síndrome del shock tóxico?

A veces denominado síndrome del shock tóxico menstrual, es una enfermedad grave (mortal en algunos casos) que afecta mayoritariamente a las mujeres en estado de menstruación.

Esta se produce por la utilización de cuerpos extraños, como tampones, durante mucho tiempo en el interior del cuerpo.

Sus síntomas pueden ser delirios, diarrea, fiebre, dolores, vómitos, escalofríos o presión arterial baja.

Se produce por las bacterias que resultan de la utilización por mucho tiempo de tampones. Ciertamente, el problema no es el tiempo, sino el material del que están compuestos.

Como decíamos, se trata de una patología que puede causar la muerte en algunas personas que llegan a padecerla. Las que sobreviven, según diversos especialistas, pueden volver a sufrirla en cualquier momento.

La alternativa saludable para el cuidado íntimo

Las copas menstruales de cosmética natural no sólo son saludables para quienes la usan, sino para el medioambiente, ya que están fabricadas en materiales biodegradables que, por ende, no generan contaminación ambiental.

Además, son saludables hasta financieramente, porque si se cuidan bien y se les hace una debida limpieza esterilizante, pueden seguirse utilizando de forma frecuente durante un máximo de 10 años.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies