Cómo hacer que el cangrejo vampiro se sienta como en casa

Foto: Industrieverband Heimtierbedarf/dpa-tmn

(dpa) – Los cangrejos vampiro son originarios del Sudeste Asiático y apenas abultan unos pocos centímetros, pero su color espectacular los hace muy estimados, así que quien quiera proporcionarles una vivienda confortable debe utilizar un terrario con un sustrato lo más alto posible, según aconseja la Asociación alemana de empresas de productos para mascotas.

Para que los cangrejos puedan cavar túneles que les sirvan de habitáculo, el sustrato debe tener una altura mínima de cinco centímetros. Se puede utilizar tierra para terrarios, turba, humus de coco o una mezcla de todos ellos.

La capa de tierra también se puede cubrir con hojas secas y musgo, lo que permite crear rincones que constituyan microclimas diferentes. Para completar el hábitat dentro del terrario, se pueden utilizar algunas ramas y plantas trepadoras.

Los expertos también señalan la importancia de incluir en el interior del terrario un cuenco de agua, de al menos medio litro de capacidad.

El terrario no tiene que ser muy grande. Dado el pequeño tamaño de los cangrejos vampiro, una pareja o un macho con dos hembras tienen suficiente con una superficie de 30 por 30 centímetros.

La temperatura ideal del terrario sería de 24 a 28 grados centígrados. Para mantenerla, la Asociación aconseja utilizar una pequeña manta calefactora debajo del terrario o una iluminación adecuada.

Y para imitar el hábitat de origen del cangrejo vampiro, la pulverización regular con agua podría simular una ambientación plenamente tropical.