Connect with us

Mascotas

Cómo alimentar a los pájaros en invierno

Publicado

el

(dpa) – Alimentar a los pájaros silvestres durante el invierno requiere una preparación previa. “Antes de que comiencen los meses de frío es importante acostumbrar a las aves a su comedero”, señala el veterinario Andreas Frei.

También es importante informarse del tipo de alimento que requieren las distintas especies de aves y en qué lugar se coloca el alimento, agrega el especialista.

Los granos atraen a varios tipos de pájaros, como por ejemplo a los páridos, mientras que los petirrojos comen principalmente insectos, por lo que su alimento debería contener ingredientes como los gusanos de la harina. Por su parte, los mirlos comen frutas, en tanto las semillas de girasol son buenas para muchas especies de aves.

Es fundamental que el alimento no esté húmedo o huela a moho, apunta Frei.

Sin embargo, no todos los alimentos son beneficios para las aves, incluso algunos son dañinos, sobre todo aquellos que están condimentados o son salados, señala Kristina Bergerhausen de la Asociación Alemana de Bienestar Animal. También muchas sobras de comida, como productos horneados o dulces son tabú, agrega.

Las redes que contienen bolas de grasa con distintos tipos de semillas pueden ser peligrosas porque las aves a menudo quedan atrapadas en ellas.

Es mejor comprar bolas con nutrientes sin red o hacerlas uno mismo. En ese caso se derriten 300 gramos de grasa vegetal sólida o grasa animal de alta calidad y se agrega un poco de aceite vegetal. Luego, mientras se revuelve, se agregan 500 gramos de harina de avena, 100 gramos de salvado de trigo y 500 gramos de semillas de girasol.

“Para muchas especies es un estrés comer del suelo”, destaca Frei. Por ejemplo, los sítidos o trepadores y los herrerillos prefieren alimentarse en un sitio un poco más elevado. Los mirlos, por otro lado, prefieren recoger su comida de la superficie.

Por lo tanto, los amantes de las aves deben variar el tipo de alimento y su ubicación. Una cinta de color junto al comedero mantiene a los gatos y a otros cazadores de aves fuera del área del comedero. En un jardín existe además la posibilidad de utilizar distintos sectores de alimentación para evitar la competencia.

Además, en los meses de invierno a los pájaros se les hace difícil encontrar una fuente de agua, sobre todo cuando nieva y el suelo está congelado.

“Es recomendable colocar un recipiente con agua limpia”, aconseja Frei. El agua se contamina particularmente rápido por las heces de los animales. Por lo tanto, hay que cambiarla a diario y se deben limpiar los cuencos de las aves con regularidad.

“Muchos arbustos y árboles frutales proporcionan a las aves comida hasta el otoño”, apunta Florian Eiserlo, de la organización Four Paws.

También el compost o abono natural, los setos de aves y pilones de madera vieja ayudan a los pájaros porque allí encuentran muchos insectos.

Además, el experto recomienda colocar follaje debajo de arbustos y setos en el otoño para que, por ejemplo, los mirlos, petirrojos y zorzales encuentren allí su alimento.

Por Maria Berentzen (dpa)

Foto: Andrea Warnecke/dpa-tmn

Advertisement

LO MÁS VISTO !!