Connect with us

Mascotas

¿Cómo afecta el exceso de calor en los perros?

Publicado

el

El calor, así como el frío son sensaciones que a todos nos desagradan cuando son excesivas. Por suerte, los seres humanos tienen la capacidad y la inteligencia para resolver las incomodidades que pueden causar las altas y las bajas temperaturas. Sin embargo, los perros no pueden. Por eso es muy importante saber que nuestro amigo de cuatro patas al igual que nosotros también puede sufrir un golpe de calor o tener frío, aunque no pueda hablar y decírtelo.

Para empezar, lo primero que debes tener en cuenta si tienes un perro en casa es que la temperatura de los perros aumenta con más facilidad que la nuestra y esto puede provocarle un golpe de calor (hipertermia).

Además, el organismo del humano tiene la capacidad de enfriarse de manera muy eficaz, ya que el sudor de la piel se evapora. En cambio, muchos perros poseen un manto espeso incluso en verano y solo pueden sudar a través de un trocito de piel en las patas, así que la sudoración no les resulta muy eficaz a la hora de regular su temperatura.

Los perros se mantienen frescos sobre todo jadeando, pero les resulta menos eficaz, ya que la superficie de la lengua y de la cara desde la que se evapora el sudor es bastante reducida. La sangre del interior de la lengua hace circular esta temperatura más fresca por todo el cuerpo. Al jadear, el perro también pierde mucha humedad porque respira con la boca abierta, así que si jadea en exceso acabará por darle sed. El jadeo tampoco es especialmente eficaz, ya que si hace calor el animal solo se enfría durante un corto periodo de tiempo.

A continuación, te mencionaremos algunos factores que pueden aumentar el riesgo de que tu perro sufra un golpe de calor y también te mencionaremos algunos síntomas que presentan la mayoría cuando está sufriendo por el calor para que puedas detectarlo a tiempo y llevarlo al veterinario si fuese necesario.

Factores que pueden provocar un golpe de calor o deshidratación en los perros

  • Exposición directa a la luz del sol
  • Espacios cerrados y calientes como un coche o una construcción exterior de pequeño tamaño.
  • Un manto denso
  • Ejercicio excesivo, excepto en entornos fríos
  • Deshidratación
  • Obesidad

Síntomas de un golpe de calor en los perros

  • Jadeo excesivo
  • Babeo excesivo alrededor de la boca
  • Encías de color rojo oscuro
  • Apariencia aletargada y adormilada, torpeza
  • Desmayo
  • Vómitos
  • Pérdida de consciencia

Soraya Andreina Pérez

Advertisement

Es Noticia

LO MÁS VISTO !!