¿Cómo acabar con la calvicie?

La pérdida de cabello es un factor que incide en la forma de percibirse a uno mismo, seamos hombres o mujeres. Algunos llegan a perder a la autoestima, a avergonzarse, deprimirse e incluso a sentir que la vida comienza a evaporarse. ¿Por qué ocurre la pérdida de cabello? ¿Es posible acabar con la calvicie? Si es así, ¿cómo hacerlo? Estas son algunas de las preguntas que te responderemos.

¿Por qué ocurre la pérdida de cabello?

Es normal que el ser humano pierda más de 100 cabellos durante el día, pues la caída es una de las fases normales del crecimiento capilar. Sin embargo, hay determinadas condiciones que pueden alterar este ciclo, saltándose el proceso de creación de nuevo cabello.

Alopecia es el término que usa la medicina para referirse a la pérdida de cabello, sea total o parcial. Aunque es una condición más común en hombres, también puede presentarse en la mujer.

Las causas de la pérdida de cabello son multifactoriales, es decir, son diversas las circunstancias que pueden condicionar esta condición. Ahora bien, la forma más común de alopecia es la androgénica, que tiene un componente genético importante. Alrededor de un 75 % de los hombres que sufren pérdida de cabello es por esta causa, entre los 30-40 años.

Sin embargo, existen otras causas de la pérdida de cabello. Por ejemplo, un pequeño porcentaje de personas puede padecer de alopecia areata, una pérdida de cabello brusca y relacionada con procesos autoinmunes. Además, las zonas que presentan tejido de cicatrización pueden presentar dificultades para la renovación del cabello.

Pérdida de cabello en la mujer

Aunque las probabilidades que en la mujer se presente una pérdida de cabello total son bajas, no deja de ser un problema estético que causa preocupación. Son diversas las causas que pueden ocasionar este problema, siendo las alteraciones hormonales unas de las principales.

En la menopausia el aumento de andrógenos puede estar relacionado con la pérdida de cabello en exceso. También, después de tener un bebé, algunas mujeres han presentado caída de su cabellera. Cuando se abandona un tratamiento con hormonas estrogénicas también se puede percibir esta pérdida de cabello. Todas estas razones apoyan que la caída de cabello en la mujer está directamente relacionada con un componente hormonal.

Por supuesto, existen otras situaciones que inciden en el problema como la genética o algunas  enfermedades. Hay factores externos que se han visto involucrados en este problema de salud estético. Por ejemplo, el estrés, hábitos como el fumar, alimentación deficiente en nutrientes, uso de productos químicos que atentan contra el folículo, entre otros.

¿Es posible acabar con la calvicie?

Desesperadas por mejorar su aspecto y solucionar la pérdida de cabello, las personas gastan cifras elevadas de dinero en tratamientos para la calvicie. Lastimosamente, no existe aún un tratamiento que prevenga la caída de cabello. No obstante, sí se han creado medicamentos útiles para tratar esta condición y mejorar el aspecto físico de la persona.

Tratamientos útiles para la calvicie

La ciencia ha estudiado por años la creación de un fármaco que pueda ayudar con la pérdida de cabello o alopecia. En la actualidad, existen dos medicamentos que han resultado útiles. El más difundido y que ha tenido mayor eficacia es el minoxidil 5% o 2%, según la dilución que se indique.

El Minoxidil es un medicamento que preparado en presentación oral es usado para atender algunos casos de hipertensión arterial. Su efecto vasodilatador favorece las condiciones para que exista un crecimiento capilar adecuado, evitando así los problemas de calvicie.

Para tratar la alopecia, este fármacose ha preparado en forma tópica y puede usarse tanto en hombres como en mujeres. En el caso de estas últimas, se prefiere la dilución al 2 % para minimizar algunos efectos indeseados, como el hirsutismo.

La finasterida, un tratamiento usado para tratar los problemas de próstata, puede prescribirse para estos efectos. No obstante, es un medicamento que no está recomendado en mujeres con pérdida de cabello.

Por otro lado, hay compañías farmacéuticas que invierten dinero en tratamientos para detener el proceso de caída del pelo, aunque son efectivos solo al inicio del problema. Los profesionales de salud también pueden considerar la indicación de vitaminas, en caso de que la pérdida de cabello sea debida a una nutrición inadecuada de la persona.