Cinco innovaciones en prevención e investigación de accidentes

Berlín, 4 ago (dpa) – Los airbags, el sistema antibloqueo ABS y los asientos eyectables son los grandes avances para incrementar la seguridad en el automóvil. Pero cuanto más protección se logra mediante la técnica para los accidentes más frecuentes y graves, tanto más aumenta la proporción estadística de las colisiones menores, que pasan entonces al foco de los desarrolladores e investigadores, no solo en Alemania. Nuevos sistemas sistemas muy específicos aportan soluciones para prevenir o morigerar accidentes de menor cuantía:

– El chasis se levanta en caso de accidente – La suspensión activa de los actuadores eléctricos en el chasis del nuevo Audi A8 tiene por función principal facilitar un andar más confortable. Pero como reacciona mucho más rápido que una suspensión mecánica fue involucrada también en los sistemas de seguridad del auto. Si los sensores de colisión detectan un impacto inminente lateral, elevan en fracción de segundo al auto unos centímetros. Así se produce el impacto en la base de la carrocería, en lugar de centrarse en el sector mucho más blando del medio. El impacto tiene así menos efecto desestabilizador.

– El auto se vuelve autónomo para aparcar – Un nuevo asistente de manejo del BMW Serie 8 evita los raspones al maniobrar durante el aparcamiento. No sólo puede ingresar y salir automáticamente del aparcamiento, sino que los sensores también pueden memorizar hasta 50 metros de marcha, en tanto no se recorran a una velocidad mayor a los 36 km/h. El auto puede así salir marcha atrás en sentido inverso exactamente por el mismo camino que ingresó marcha adelante.

– El auto, guardián del aparcamiento – Una app de Mercedes, instalada en primera instancia en los nuevos Clase C, vigila los autos cuando están aparcados y da aviso, cuando los sensores registran que han sido colisionados por otro auto. El propietario se entera por un aviso de la app en su teléfono móvil. Se reduce así con el aviso temprano el riesgo de fuga del causante de la colisión. Todavía no está claro jurídicamente si se puede identificar mediante cámara a bordo al causante del accidente en el aparcamiento.

– Las puertas tienen ojos – Una situación de peligro para ambas partes: un ciclista se aproxima desde atrás, dentro del auto hay un niño que abre repentinamente la puerta para salir. Es un accidente frecuente, que puede llevar a lesiones graves. Hyundai equipó ahora a las puertas traseras de su SUV Santa Fe con una cerradura con visión hacia atrás, conectada a los sensores de marcha atrás. Las puertas sólo se pueden abrir, si no existe peligro de aproximación de otro vehículos desde atrás.

– Alarma para olvidadizos – Una protección para distraídos. Hyundai incorporó también al Santa Fe una función de seguridad basada en los sensores del sistema de alarma. Éstos no reportarán solamente un intento de robo, sino también si quedó olvidada en la cabina una mascota o, peor aún, un niño. La electrónica del auto activa entonces las luces intermitentes, desencadena un concierto de bocinazos y avisa al propietario a través de una app en su teléfono móvil.

Por Thomas Geiger (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies