China anunciará el domingo la sentencia contra Bo Xilai

Bo-XilaiPekín, 18 sep (dpa) – Una corte de China anunció hoy que dará a conocer el domingo el fallo en el proceso contra el ex líder regional Bo Xilai, caído en desgracia en medio de un escándalo por presuntos abuso de poder y corrupción y que ha protagonizado el juicio político más destacado en el país en décadas.

El Tribunal Popular Intermedio de Jinan anunció que su cuenta de microblog que anunciará su decisión el domingo sobre los cargos de corrupción, sobornos y abuso de poder. Los comentarios en los medios estatales sugieren que el ex dirigente será encontrado culpable de uno o más cargos y sentenciado a prisión.

Sin embargo, el periódico “South China Morning Post”, con sede en Hong Kong, cita a una fuente no identificada que asegura que Bo “probablemente apelará”.

Se esperaba que el juicio contra Bo el mes pasado durara un día, pero al final fue cerrado tras cuatro jornadas y media, al parecer debido a la robusta defensa que organizaron el antiguo dirigente, que negó todos los cargos, y su abogado.

Además, en un hecho inédito, el tribunal publicó registros parciales pero detallados de las audiencias en su cuenta de blog durante el proceso.

Bo era un poderoso dirigente regional, de carácter populista y con mucho apoyo entre el ala más a la izquierda del Partido Comunista. Era considerado un firme candidato para puestos de máxima importancia hasta que fue defenestrado en marzo de 2012 tras conocerse las acusaciones de asesinato contra su esposa.

Una apelación sería un revés para un partido que se esfuerza por cerrar cuanto antes su peor crisis desde la represión del movimiento democrático en 1989. Por otra parte, serviría para demostrar que el gobierno va en serio en sus promesas de mejorar el funcionamiento de la justicia en China.

La esposa de Bo, Gu Kailai, fue condenada a la pena de muerte en suspenso el año pasado tras ser hallada culpable del asesinato de Neil Heywood, un amigo británico de la familia. Bo está acusado de tratar de encubrir este crimen y de aceptar diversos sobornos.

Durante el juicio, Gu declaró en contra de su marido, pero Bo Xilai aseguró que lo hizo solamente para ver reducida su condena, que no sabía nada del asesinato y que fue ella quien recibió el dinero a cambio de prebendas.