“Capos” marroquíes y españoles negocian la entrega del Nene

6560571wRabat, 15 ago (EFE).- Varios “capos” del narcotráfico marroquíes y españoles programaron esta semana una reunión conjunta en el norte de Marruecos para negociar la entrega de Mohamed T.A., alias “El Nene”, el narcotraficante marroquí que desde el pasado 3 de agosto está en paradero desconocido.

Según el diario marroquí “Al Massae”, la policía marroquí decretó una gran movilización el pasado miércoles en la zona de Tetuán, la misma en la que desapareció “El Nene”, al haber recibido informes de los servicios secretos españoles de que esa reunión iba a tener lugar.

El diario no aclara si la policía marroquí abortó esa reunión o si finalmente se llevó a cabo, pero precisa que uno de los “puntos” que posiblemente querían tratar era una entrega negociada del narcotraficante.

Según esta tesis, “El Nene” no está muerto, sino capturado, y ahora estaría en manos de un grupo rival, que fue el que atacó su lancha ese 3 de agosto.

“El Nene”, con un amplio historial delictivo a sus espaldas, está ausente de su domicilio desde ese día, cuando salió a navegar con dos amigos a aguas marroquíes, según la denuncia presentada ante la Guardia Civil por su mujer y unos amigos del desaparecido.

Fuentes de la investigación han confirmado a Efe que la mujer de “El Nene” interpuso la denuncia por un presunto intento de homicidio, al entender que su marido fue tiroteado cuando navegaba con otras personas por la zona próxima a Marina Smir, en aguas marroquíes y a unos 800 metros de la costa.

El conocido narcotraficante iba en un barco con otras dos personas cuando otra embarcación se acercó y les tiroteó, lo que provocó que se tirase o cayese al mar, según el relato de la mujer, que acudió a las dependencias de la Guardia Civil acompañada por allegados de su marido que habían presenciado el suceso.

Hasta el momento solo ha habido en Ceuta cuatro arrestos de personas presuntamente relacionadas con el tiroteo, todas ellas españolas, pero fueron puestas en libertad al negarse a declarar aduciendo que el suceso se produjo en Marruecos y el juzgado de Ceuta no es competente.