Calderas: Cuándo contratar asistencia técnica y dónde conseguir los mejores recambios

Tanto para el mantenimiento y reparación como para conseguir repuestos de calidad, es necesario ponerse en manos de profesionales. En este artículo, toda la información sobre servicios, recambios y otras recomendaciones para prolongar y garantizar el buen funcionamiento de la caldera.

La caldera es uno de los electrodomésticos esenciales para cualquier hogar y de ella depende buena parte de la calidad de vida de quienes lo habitan.

Sin embargo, muchas personas demoran su asistencia técnica o compran repuestos de mala calidad, siendo que ese ahorro puede significar un gasto mayor y, sobre todo, poner en riesgo la salud de quienes viven en el hogar.

Actualmente, es posible conseguir repuestos y recambios de calderas de calidad y contratar servicios de asistencia técnica a precios muy asequibles, con garantía y en forma online, confiando en proveedores especializados como es el caso de Sertegra S.L., un referente en el sector.

Esta empresa tiene más de 20 años de experiencia y fue creada para dar servicios exclusivos de asistencia técnica de reparación y mantenimiento de equipos de calefacción y climatización. “Trabajamos como servicio técnico oficial del fabricante de las primeras marcas del sector, satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes y ofreciendo un buen servicio, más personalizado y de calidad”, aseguran los responsables de la firma.

Recambios y repuestos para calderas: Esto es lo que hay que saber

Viessmann, Ferroli, Domusa, ACV, Solzaima o Fondital, son marcas líderes cuando hablamos de equipos de caldera y calefacción. Aunque también existen alternativas genéricas que brindan una respuesta compatible y efectiva para el funcionamiento de estos equipos.

Para una y otra opción, es importante contar con un proveedor de confianza, ya que en el mercado de recambios hay muchas alternativas: recambios originales suministrados en su embalaje directamente por la marca, recambios producidos por el fabricante de marcas, recambios elaborados por terceros, etc. Los recambios de la misma marca de la caldera siempre contarán con el respaldo de la misma, ya que controla todas las etapas de su producción.

Algunos factores a tener en cuenta a la hora de elegir recambios son los siguientes:

  • Seguridad

Es importante verificar los controles de calidad sobre las piezas que adquirimos. De cómo se realice el proceso de fabricación o los materiales que la componen, dependerá la seguridad de quienes habitan los ambientes donde opera esa caldera o calefacción.

  • Relación calidad – precio

Por lo general, los repuestos originales tienen un costo algo más elevado que los genéricos y esto tiene que ver con su calidad y durabilidad. Muchas veces, es conveniente hacer una buena inversión, pero evitar gastos mayores a largo plazo.

  • Certificaciones

Cuando se trata de piezas cruciales para el funcionamiento de los equipos, suelen estar acompañadas por certificaciones y etiquetas que dan fe de que cumple con estándares en su fabricación.

También es cierto que no es lo mismo comprar una manguera que una caja de control o un circuito hidráulico para una caldera de combustión, pero en todo caso habrá que contar con el asesoramiento adecuado y elegir la elección más conveniente para garantizar la vida útil de la caldera.

Cuándo y cómo contratar asistencia técnica para una caldera

Los contratos de mantenimiento suelen ser siempre una opción mucho más conveniente que los servicios puntuales ante averías: resultan mucho más económicos, permiten tener un seguimiento del equipo, están a cargo de profesionales de confianza, etc.

Sertegra S.L., por ejemplo, “cuenta con personal cualificado con más de 20 años de experiencia en el sector y los técnicos cuentan con titulaciones y cursos oficiales de las marcas que representamos”, explican sus responsables, quienes además destacan la continua formación de reciclaje anual, para ofrecer siempre el mejor desarrollo del trabajo en beneficio de los clientes.

Cualquier empresa de confianza, no dudará en brindar tipos de contrato de mantenimiento y ampliaciones de garantía que se adapten a todas las necesidades y presupuestos.

Este tipo de servicios puede presupuestarse y contratarse en forma online y son la mejor opción tanto si se trata de equipos nuevos como usados. No hay que esperar una avería para contar con este tipo de cobertura: la vida útil del equipo y la seguridad de las personas dependen de ello.

 5 razones por las que conviene contar con un contrato de mantenimiento

  • Reducir los costos de reparación

Dependiendo las características del servicio de mantenimiento contratado, se pueden incluir revisiones periódicas, cierta cantidad de horas de mano de obra, desplazamientos, etc. Por lo tanto, se evitan averías costosas y, en caso de tener que afrontarlas, el gasto será muy inferior.

  • Disponibilidad y prioridad

Este tipo de contratos, por lo general, cubren emergencias 24 horas los 365 días del año y dan a sus clientes una atención prioritaria.

  • Tranquilidad

Ante cualquier alarma en la caldera, no habrá que llamar a un técnico desconocido ni intentar soluciones por mano propia: bastará con tener a mano el número de este seguro y en poco tiempo, el problema tendrá la solución que necesita.

  • Cuidado de la inversión

Una caldera o equipo de calefacción no es una inversión menor, por lo que sus cuidados y la prolongación de su vida útil nos permiten cuidar esa inversión y darle la mayor duración posible.

  • Obligatoriedad

Legalmente, y dependiendo de cada Comunidad Autónoma, las calderas deben cumplir con una inspección técnica cada cierta cantidad de tiempo, pueden ser anuales, quinquenales, etc. Estas inspecciones obligatorias están incluidas en la mayoría de los contratos de mantenimiento.

En definitiva, contar con piezas y servicios de calidad para la asistencia técnica de calderas es una sabia decisión y cuenta con opciones confiables y asequibles.