Blanco: “La normativa hotelera asturiana necesita una reforma urgente”

El portavoz del Grupo Parlamentario VOX, Ignacio Blanco, ha lamentado esta mañana el rechazo de la izquierda a la Proposición No de Ley (PNL) para modificar la normativa de los establecimientos hoteleros y así permitir la instalación de dos camas supletorias a demanda del cliente en las habitaciones aptas para ello por su volumetría, “pese a ser una propuesta neutra, que no es de derechas ni de izquierdas”. “Me he parado a analizar todas las críticas que nos han hecho desde que VOX ha llegado a esta Cámara, obviando los insultos, que han sido muchos también, porque entiendo que los insultos son una argumentación muy débil, para atacar una PNL, pero algunos de ustedes los han usado como argumento. Puede parecer surrealista criticar una PNL en base a insultos y descalificaciones personales, pero ha sido más habitual de lo deseado. Cuando la PNL era propuesta por VOX, se nos ha llamado de todo, e incluso comparado con líderes internacionales como Trump o Bolsonaro. Parece un chiste, pero está en el diario de sesiones de este Parlamento”.

“Hoy tratábamos de camas supletorias. Hay pocas cosas más neutras y anodinas que una cama supletoria, no es de derechas ni de izquierdas, algo que no discrimina a hombres y mujeres, pues la cama supletoria puede ser usada por ambos sexos, o géneros, como dicen ustedes, más de 50 existen ya en España, ni siquiera a personas de distintas edades o razas. Es solo una cama supletoria. No tiene connotaciones de ningún tipo y aun así, la izquierda ha vuelto a rechazar, como nos tiene acostumbrados, una PNL únicamente porque la presenta VOX”.

“Con su voto en contra han echado por tierra una medida concreta, de aplicación inmediata y que permitiría ganar en competitividad a nuestros alojamientos, uno de los sectores más competitivos que existen. Además, comunidades vecinas como Galicia, Cantabria y País Vasco admiten la interpelación de dos camas supletorias sólo en función de la volumetría”, ha señalado el portavoz.

Durante su intervención ha recordado que “el turismo en Asturias ha experimentado un crecimiento que lo ha hecho indispensable para nuestra economía, suponiendo a la fecha alrededor de un 11% del PIB autonómico y más de un 12% de todo el empleo en nuestra economía”. De hecho, -continúa Blanco-, “una de las primeras competencias que se transfirieron a las comunidades autónomas fue la del sistema de clasificación hotelera. Aunque con diferencias mínimas, cada Gobierno autonómico tiene su propia legislación en cuanto a establecimientos hoteleros. Así pues, nos encontramos ante la paradójica situación que mientras en Europa se avanza hacia una sola clasificación hotelera europea, en España tenemos diecisiete sistemas de clasificación hotelera”.

El gran problema de la legislación asturiana en materia de Turismo, es que existe un desfase normativo entre la realidad hotelera actual y la normativa vigente en el Principado de Asturias. En esta línea, explica el portavoz “el Decreto 78/2004, de 8 de octubre establece que se permiten dos camas supletorias en las habitaciones dobles en los denominados ‘hoteles de familia’ (artículo 50) que requieren una serie de instalaciones para reconocerles dicha condición, como zona exterior de esparcimiento, parque infantil con aparatos o instalaciones de recreo, sala de juegos, servicio de guardería y Servicio de animación, con una programación específica de actividades para niños y niñas. Y la realidad es que no hay ningún hotel en Asturias clasificado como Hotel de Familia. Ustedes lo han limitado con esta regulación”.

“Nuestra propuesta plantea una medida sencilla de aplicación inmediata de cara a las vacaciones de verano, que amplía sensiblemente la oferta hotelera asturiana. Una propuesta que no obliga a los establecimientos a instalar más de una cama supletoria, pero les habilita a que puedan instalar el menos dos”. Sin embargo, la izquierda apuesta por “no afrontar el turismo de futuro bajo estándares del futuro, condenado a seguir sobreviviendo con el turismo del pasado. Por eso desde VOX reclamamos que debemos atender a las premisas de la clasificación de Hotel Star Union, y abandonar modelos caducos”.

Por último, ha señalado el portavoz, si la administración asturiana requiere de una reforma urgente, la normativa hotelera asturiana, lo requiere aún más. Esta es solo una muestra, muy sencilla, pero que requeriría de un trabajo más exhaustivo. Su rechazo no solo excluye y discrimina al establecimiento, si no también, y lo más grave, al cliente que nos solicita camas supletorias. No tiene sentido y da una imagen pésima de la arcaica reglamentación del Principado de Asturias en materia de Turismo”, concluye el portavoz.