Blanco: “Debemos buscar el equilibrio entre la fauna salvaje y el ganado”

Foto: Carlos Castro – Europa Press

(EUROPA PRESS) – Los consejeros de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco, y de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo, han coincidido este el en apostar por la prevención de los daños del lobo y pagos “justos” a los ganaderos.

Calvo ha señalado que los daños provocados por los lobos son un asunto que “difícilmente” se puede resolver, pero que se debe gestionar con más prevención, más controles y a través de ayudas y pagos “justos” a los perjuicios que generan a los ganaderos.

“Es un conflicto que, como yo siempre digo, no vamos a solucionar, pero podemos y debemos gestionar mejor”, ha considerado Calvo. A su juicio, esos daños representan “la punta del iceberg” de los problemas que afectan actualmente al sector ganadero, como los relativos a la rentabilidad.

Unas declaraciones con las que se ha mostrado de acuerdo el consejero cántabro, asegurando que defenderá “con uñas y dientes” a una “especie en peligro de extinción” en la región, como es el ganadero, frente a los problemas que ocasionan los lobos en sus explotaciones.

Así respondieron a preguntas de la prensa sobre la gestión del lobo en declaraciones previas al encuentro que han mantenido en Unquera para abordar cuestiones que afectan a ambas comunidades autónomas.

Blanco apuesta, de ese modo, por buscar el “equilibrio” entre la fauna salvaje y el ganado en extensivo, ya que, según ha dicho, sin este último y sin sector primario se fomenta la despoblación en las zonas rurales.

En este sentido, el consejero cántabro se ha referido al Plan de Gestión del Lobo, puesto en marcha hace algo más de un año en Cantabria y que ya “está dando sus frutos”, gracias a medidas que implican no solo la “extracción” de fauna salvaje, sino también una serie de infraestructuras y comportamientos para tratar de que el ganadero pueda “convivir” con el lobo, ha explicado.

No obstante, ha insistido en que “por encima de todo está el sector ganadero, al menos en Cantabria”, y ha esperado que “también en las demás comunidades y el resto del conjunto del país lo vean como aquí”.