Bachelet, de la presidencia de Chile a la ONU

Santiago de Chile, 9 ago (dpa) – La presidenta Michelle Bachelet fue la primera y hasta ahora única mujer que gobernó Chile en toda su historia. Ahora será la próxima alta comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La ex mandataria, que ejerció el más alto cargo de su país en dos oportunidades (2006-2010 y 2014-2018) asumirá el puesto en reemplazo del jordano Zeid Ra’ad Al Hussein, quien abandonará sus funciones el 31 de agosto.

Médica pediatra de profesión, la dirigente es hija de Alberto Bachelet, un general de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) que fue torturado y encarcelado tras el golpe militar de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973. El militar, que murió en 1974 víctima de los tormentos, fue uno de los oficiales que se opuso al golpe.

Tras la muerte de su padre, Bachelet y Ángela Jeria, su madre, fueron apresadas y trasladadas a la “Villa Grimaldi”, uno de los primeros campos de concentración abiertos por la dictadura en Santiago de Chile, donde fueron encerradas y torturadas junto a otros prisioneros por la temida policía secreta del régimen.

Después de ser liberadas en 1975, ambas partieron al exilio, primero a Australia y luego a la entonces República Democrática Alemana (RDA), donde Bachelet continuó sus estudios de medicina que completó tras regresar a su país en 1979, en plena dictadura militar. También se incorporó a las actividades de la oposición a Pinochet.

Ya en democracia, Bachelet, de 66 años, que habla fluidamente alemán, inglés, francés y portugués, comenzó a participar en los Gobiernos democráticos que sucedieron a partir de 1990 a la dictadura que se había prolongado por casi 17 años.

Fue en la administración del socialdemócrata Ricardo Lagos (2000-2006) que la dirigente socialista adquirió más notoriedad al ser designada por el mandatario como ministra de Defensa, la primera mujer en Chile y en América Latina en asumir tales funciones.

Su desempeño como ministra la catapultó como la mejor opción presidencial de las fuerzas de la centro-izquierda para suceder a Lagos. Así ganó las elecciones y en marzo de 2006 se convirtió en presidenta.

Al concluir su periodo de Gobierno, Bachelet, madre de tres hijos, asumió su primera tarea internacional como directora ejecutiva de ONU Mujeres de 2010 a 2013.

Sin embargo, dejó el cargo para regresar a Chile y encabezar una segunda candidatura presidencial, que ganó con comodidad para gobernar nuevamente por el periodo 2014-2018.

Como presidenta, Bachelet, que ha reiterado de forma tajante que no se postulará a un tercer periodo, aprobó una serie de reformas tributarias, de educación y trabajo, así como la despenalización del aborto, su propuesta estrella.

Su sucesor en el cargo, el conservador Sebastián Piñera, es un duro crítico de estas transformaciones.

Por Carlos Dorat (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies