Connect with us

Sucesos

Aumentan los conductores que dan positivo en alcoholemia en las carreteras catalanas

Publicado

el

fotonoticia_20150810113251_800Un 1,2% de los conductores circula con una tasa de alcohol superior a la permitida por las carreteras catalanas, según se constata en los controles aleatorios que realizan los Mossos d’Esquadra, una cifra que ha aumentado desde 2012, cuando era del 1,06.

Cuando se trata de la presencia de alcohol en los conductores fallecidos en accidente, la cifra asciende al 24,8%, según revelan las autopsias del Instituto de Medicina Legal, y es del 10,10 en los controles realizados a conductores accidentados, según datos del Anuario de accidentes de tráfico en Catalunya del Servei Català de Trànsit (SCT) de 2014.

En una entrevista de Europa Press, la directora del Servei Català de Trànsit (SCT), Eugènia Domènech, ha avisado de que las conductas se han relajado en cuestiones tan básicas como el consumo de alcohol, el cinturón y la velocidad.

“Son temas en los que llevamos muchos años trabajando pero todavía son un factor importante de la accidentalidad más grave y hay aumentos de su incidencia”, ha valorado Domènech, que ha lamentado que el alcohol, las drogas, la velocidad y la falta de medidas de seguridad pasiva están presentes en muchos accidentes.

Ha constatado que los usuarios se han “relajado” después de una década muy positiva en siniestralidad, entre el año 2000 y 2010, periodo en el que se consiguió el objetivo fijado por la UE de reducir un 50% la cifra de fallecidos en las carreteras.

FACTOR CONCURRENTE

Además, el consumo de alcohol y drogas ha aumentado como factor concurrente en los accidentes, y si en el primer semestre de 2014 se dio en el 3,6% de casos, en el mismo periodo de 2015, ha sido en el 4,7%.

La directora ha expresado que el incumplimiento de los límites de velocidad también les “preocupa mucho” porque ha pasado de ser factor concurrente en el 10,3% de casos en los primeros seis meses de 2014 a serlo en un 11,2% en el mismo periodo de 2015.

Además, han detectado un repunte de la velocidad media en las carreteras hasta los 90,56 kilómetros por hora en general, lo que supone un aumento de 0,53 en el primer trimestre de 2015, por lo que Domènech ha recordado que “la velocidad tiene una relación directa con la lesividad del accidente”.

En cualquier caso, las distracciones –principalmente por usar el móvil– es el factor concurrente que más se da y que ha aumentado en los últimos tres años: si en el primer semestre de 2013 era el factor concurrente en el 16,4% accidentes, en 2015 lo es en el 23%.

MULTAS POR DISTRACCIÓN

Según datos de Trànsit, este 2015 –hasta el 23 de julio– han iniciado 6.424 expedientes por infracción por utilizar el teléfono móvil, cuando en todo 2014 fueron 10.596 y en 2012, la cifra global fue de 5.557.

Por eso, la directora ha apostado por concienciar a los conductores “de que usar el móvil en la conducción es un cóctel que es mortal, que el resultado es nefasto y da lugar a muchos accidentes con resultados gravísimos”.

Advertisement

LO MÁS VISTO !!