Aspectos que tienen en común todas nuestras mascotas perrunas

El animal de compañía que la mayoría de familias sueñan con tener es el perro, pero siempre tienen más oportunidades los que son cariñosos y fieles. Las personas que tengan un perro en su casa son conscientes de todos los momentos especiales que se viven junto a ellos.

En DogsPlanet puedes encontrar toda la información que tienes que conocer antes de tener una mascota, accesorios y multitud de cosas curiosas e interesantes.

Vigilancia

Esta característica no es propia de todas las razas de perro, pero sí de la gran mayoría. Si alguna vez has vivido con uno de ellos, cualquier ruido, ante alguna presencia o sensación de que algo pasa; los perros comienzan a ladrar para avisar a las personas que viven ahí.

En algunas ocasiones los ladridos pueden ser molestos e incluso preocupantes, pero normalmente es un periodo corto de tiempo: cuando ellos piensan que no es nada o que el peligro se ha alejado, dejan de hacerlo.

Cariño

Los peludos son cariñosos por naturaleza con el ser humano a pesar de que necesitan educación y conocimiento de unas reglas. Les encanta lametear todo e incluso golpear con su pata para que les hagas caso.

Hay ocasiones en las que la familia del animal va a buscar una cama para él y algunos juguetes específicos para que al verlos disfrute y se sienta más cómodo, pero también es muy recurrente que el perro no haga caso a nada y se tumbe en el suelo. No tiene nada que ver con que le ocurra algo o no le haya gustado, simplemente no tiene su olor o está acostumbrado al suelo de ese hogar.

Persecución con la alimentación

La educación de los perros es imprescindible: de hecho, si no la llevas a cabo, en el momento de las comidas va a ser un plato de mal gusto tener continuamente pidiendo a los perros, ladrando o golpeando partes de la casa por la ansiedad de no tenerla. Si desde pequeños saben que su comida es la que se le pone en su cuenco y no van a tomar nada más a excepción de un buen comportamiento, no tendrán estos malos hábitos.

Hora de dormir

Gracias a una rutina marcada por la familia que tenga el perro va a conocer las horas de dormir, las de comer y las de todas las actividades que se realicen a lo largo del día; pero a la hora de dormir, el perro debe conocer cuál es su sitio. Al final, son animales instintivos y si se acostumbran a la cama, acabarán por pensar que es parte de su territorio y harán sus necesidades.

 

Tener un perro es una tarea fácil siempre y cuando el cuidado de ellos no te parezca perezoso o aburrido. Necesitan tiempo y, sobre todo, reglas para conocer qué hacer y qué es peligroso. Además, si uno de tus perros se acostumbra a una vida en familia, es muy sencillo que no se salte las normas, ya que sabe que a una hora determinada va a comer, a otra va a dar un paseo y, algo imprescindible, será feliz en ese hogar.