Arte y cultura en la ciudad de Chemnitz

Chemnitz (Alemania), 2 nov (dpa) – La ciudad alemana de Chemnitz, que hace poco más de dos meses se convirtió en epicentro de protestas ultraderechistas, inaugura este fin de semana un festival de arte y numerosos actos culturales con los que pretende cambiar su imagen y mostrarse como un lugar abierto a gente de todas las culturas.

Vecinos de esta ciudad del este del país han sacado adelante un intenso programa con obras de teatro, películas, lecturas, exposiciones y un sinfín de acciones culturales que sirvan para borrar del imaginario colectivo las escenas de protestas xenófobas que escandalizaron al mundo.

“Nuestra idea es contar cómo ha cambiado el país más allá del simple debate izquierda-derecha y de esta manera encontrar quizás respuestas a preguntas actuales”, declaró el director del festival, Franz Knoppe.

El certamen comenzará este sábado por la tarde y se prolongará hasta mediados de noviembre. Se celebrará además de forma paralela a una bienal artística que nace con la intención de llenar Chemnitz cada dos años de pintura, instalaciones y debates en torno al arte en los que se trate el pasado, el presente y el futuro.

“No se trata de abordar este tema conflictivo (ultraderecha y racismo), sino de encontrar nuevas perspectivas a través del arte”, indicó Doreen Mölders, una de las organizadoras de la bienal.

“El ambiente que se respiraba aquí en agosto era bastante deprimente. Lentamente, la ciudad se levanta de nuevo pero el burbujeo se percibe diariamente bajo la superficie”, agregó.

La idea que subyace tras el festival es lograr que en Chemnitz “unos hablen con otros” y no que “unos hablen de otros”, recalcan los organizadores.

Chemnitz intenta así recuperar la calma desde que a finales de agosto un alemán de origen cubano de 35 años muriera acuchillado tras una reyerta con refugiados. Un solicitante de asilo iraquí y un sirio fueron detenidos. El iraquí fue puesto en libertad posteriormente pero sigue siendo investigado. Un segundo iraquí está prófugo.

La muerte del joven desató fuertes protestas xenófobas en la ciudad. Grupos ultraderechistas movilizaron a miles de manifestantes que se dieron cita en Chemnitz. Al mismo tiempo se organizaron contramanifestaciones y un multitudinario concierto a favor de la tolerancia y la convivencia pacífica.

A principios de octubre, la Policía desarticuló un grupo de presuntos terroristas de extrema derecha que planeaban un atentado para el 3 de octubre, día en que se festeja la reunificación alemana. La fiscalía antiterrorista investiga al grupo autodenominado “Revolution Chemnitz”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies