“Al calor de la fiesta” en Comando Actualidad

‘Comando Actualidad’ retratará esta semana en ‘Al calor de la fiesta’ algunas de las fiestas más curiosas que se celebran en invierno en nuestro país, como la del Jarramplas, en Extremadura, en la que una multitud golpea a un hombre enmascarado con toneladas de nabos; los fachós de Castro Caldelas, con una serpiente de fuego que arde en las calles del pueblo; la tamborrada, un festín gastronómico y multitudinario a golpe de tambor; y las cuadrillas de Barranda, que cantan, tocan y bailan sin parar durante tres días.

El Jarramplas. Cándida no ha podido dormir la víspera de la fiesta: su hijo será golpeado durante horas por 24 toneladas de nabos. Se los lanzarán los vecinos y turistas que acuden a la fiesta del Jarramplas, en El Piornal. La tradición manda: cuanto más fuerte sea el golpe, mejor. El hijo de Cándida irá escondido bajo una máscara y un traje de vivos colores. La tradición no tiene fecha cierta, pero el tubérculo es excedente en cosechas de invierno y su impacto dejaba antiguamente moratones y hasta fiebre en el cuerpo de los elegidos. En este pueblo de la montaña cacereña todos quieren ser Jarramplas: hasta 2039 hay lista de espera para embutirse en un traje y zambullirse en una celebración que atrae a miles de turistas.

Los fachós de Castro Caldelas. Una serpiente de paja de 50 metros de largo arde por las calles de Castro Caldelas. Sus vecinos festejan también la entrada de su pueblo en la lista de los más bonitos de España. Bajo las llamas, los más jóvenes se defienden del calor y de la ceniza que abrasa. El fachón es una luminaria de paja retorcida y construida a mano por los habitantes de este pueblo de Ourense. La fiesta es una de las más antiguas de Galicia. Hay quien dice que su origen hay que buscarlo en una epidemia de peste que azotó esta zona en el siglo XVI. Con fuego, vino y chorizos de la tierra aderezan una celebración con la que pretenden sumar puntos para que la Ribera Sacra se convierta en Patrimonio de la Humanidad.

La tamborrada, un festín gastronómico. Es el único día del año en el que Olatz manda más que su madre Mari Cruz. El día en el que la ciudad de San Sebastián retumba al ritmo de tambores, en el que tiemblan todos los rincones del casco antiguo, en el que se come buey de mar, txangurro, solomillo y angula. El día en el que durante 24 horas ininterrumpidas suenan los tambores y las 120 sociedades gastronómicas sacan a pasear sus mejores trajes y abarrotan plazas y calles con los mejores pinchos.

Las cuadrillas de Barranda. Tocan, cantan y bailan durante tres días con sus tres noches, sin parar. Salen en cuadrillas, los podemos encontrar en las calles, en las casas, en los cortijos de Barranda. En esta pedanía de Caravaca de la Cruz, en la Región de Murcia, nadie duerme. Juan, el panadero, amasa pan para 20.000 personas. En un fin de semana en el que él y los 700 habitantes de la localidad dan de comer pan y tortas de chicharrones. José Carlos es el maestro animero y Carlos organiza la fiesta; han sido capaces de mantener una tradición ligada al campo y a los pueblos.

Más Noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies