3 Motivos para estudiar un MBA en Asturias

MBA AsturiasLos Master in Business Administration se han convertido en una de las mejores opciones para acelerar las carreras profesionales, encontrar un puesto de trabajo bien remunerado y/o aprender la realidad sobre cómo iniciar o dirigir un negocio.

La pandemia del coronavirus ha tenido un enorme impacto en todos los sectores económicos, algo que ha afectado gravemente al mercado laboral y a las cuentas de resultados de numerosas empresas de los distintos sectores. Ante esta complicada situación, la formación MBA aparece como una de las vías esenciales para explorar las diferentes facetas del ámbito empresarial. El contenido de estudio comprende desde la dirección estratégica y marketing hasta las finanzas, permitiendo un aprendizaje integral para dirigir una empresa con éxito.

Hace unas décadas, el estudio de un MBA estaba limitado para los altos ejecutivos y directivos de grandes empresas, sin embargo, estos programas formativos se han democratizado en los últimos años, apareciendo programas cuyo objetivo es que una amplia cuota de profesionales acceda a una formación habilitante para maximizar la productividad, la eficiencia y el rendimiento de las empresas. 

Los Máster en Dirección de Empresas han experimentado una importante evolución, centrándose en la profesionalización y en el aprendizaje técnico en materia de gestión empresarial. También profundizan en el desarrollo de habilidades blandas, que se han convertido en un elemento determinante del éxito profesional en cualquier sector y puesto de trabajo.

¿Por qué estudiar un MBA en Asturias?

La situación económica de la industria y empresas asturianas se ha agravado ante la pandemia de la Covid. Ante una próxima y esperada recuperación económica toca hacer los deberes para minimizar los efectos y fortalecer la viabilidad ecoómica y financiera de las empresas que están en pérdidas.

Fuentes expertas en consultoría empresarial reconocen que el camino para ganar competitividad pasa por definir estrategias innovadoras, desarrollo de nuevos productos y optimizar los procesos de trabajo. Esto implica tener un conocimiento sólido de la dinámica del mercado y del funcionamiento de una empresa. Desde esta premisa, la formación MBA, puede ser la palanca que permita reaccionar a tiempo y el motor del cambio del contexto empresarial del Principado gracias a la mejora de cualificación de los profesionales asturianos.

Ante ese escenario, es posible estudiar un MBA en Asturias en diferentes instituciones como indica Guía MBA. En cualquier caso, y eligiendo el formato más adecuado según las necesidades particulares, es una opción muy válida para realizar un máster en administración y dirección de empresas  si es que se busca desarrollar habilidades empresariales y avanzar hacia un futuro profesional con un perfil cada altamente competitivo y reconocido por las empresas asturianas en general.

Se trata de aprovechar las oportunidades que existen en Asturias para formarse, ganar tiempo y estar preparados para cuando lleguen las condiciones apropiadas y el proceso de recuperación económica. Las empresas necesitan de trabajadores que reformen el modelo de gestión de empresas y negocios apostando por la viabilidad económica tanto de las nuevas empresas como de las existentes y de esta forma, puedan generar de nuevo riqueza y empleo.

Pero, además de lo dicho hasta ahora, estudiar un MBA también se caracteriza por la alta empleabilidad, el impulso profesional para ascender en la escala corporativa, la visión estratégica y el aprendizaje para convertirse en un emprendedor capaz de ejecutar sólidas estrategias empresariales.

Alta empleabilidad

Según indican algunos estudios del sector empresarial, las organizaciones prefieren contratar a profesionales que tienen un MBA, sobre todo, cuando necesitan cubrir algún puesto relacionado con la alta gerencia. Losestudiantes de MBA encuentran empleo fácilmente ante la carencia en el mercado laboral de profesionales con competencias y solvencia para liderar y administrar de forma efectiva. Las empresas demandan profesionales especializados que ayuden a los equipos y organizaciones a alcanzar el máximo potencial incorporando las mejores prácticas y técnicas de gestión.

Avanzar profesionalmente

Otro de los beneficios de los MBA es el crecimiento profesional, puesto que todos los participantes amplían sus conocimientos en temas especializados como son las áreas funcionales de la empresa, consideradas totalmente necesarias dada la coyuntura actual. En general, ya sea para encontrar un puesto de trabajo o para avanzar en una organización, la realidad es que los másteres en administración de empresas son el modo más rápido para acceder a nuevas oportunidades laborales por la comprensión integral de la organización en la que trabaja.

Dirigir negocios con visión estratégica

Un aspecto de relevancia es el pensamiento estratégico y la planificación de actividades cruzadas en una organización. También está la oportunidad de aprender a resolver problemas con nuevas estrategias y soluciones tecnológicas que, en muchos casos, dan paso a la innovación. La habilidad de tener visión estratégica es una de las cualidades representativas que definen a un titulado MBA y es saber interpretar cómo los cambios en el mercado pueden afectar a la organización empresarial en el presente y futuro. Otros elementos que forman la visión estratégica es saber identificar oportunidades de negocio, ser creativos en la definición de objetivos y valorar las tendencias que puedan ser aprovechadas. La visión estratégica es sustancial para conducir a las empresas hacia nuevos horizontes de prosperidad.

Emprender con garantías

Por último, los MBA también son altamente recomendables para los profesionales con vocación emprendedora y que están pensando en crear su propio negocio. En un máster en administración de empresas, los estudiantes obtienen los conocimientos y herramientas necesarias para emprender y ser capaces de gestionar las distintas áreas de un negocio. Por otro lado, está la oportunidad de establecer una red de contactos entre profesores y alumnos que perdura en el tiempo y de la cual también surgen nuevos emprendimientos. Se trata, en definitiva, de una formación profesional que enseña a liderar, dirigir, planificar, organizar, coordinar y controlar cada una de las actividades empresariales para ejercer con garantías la actividad profesional y empresarial.