Connect with us

Motor

¿Cómo suena el sistema de aviso acústico de los vehículos eléctricos?

Published

on

Renzo Vitale

Renzo Vitale es el responsable del sonido de los coches eléctricos del Grupo BMW. Foto: Daniel Kraus/BMW AG/dpa

(dpa) – Es como un silbido que se aproxima por la calle, un sonido completamente desconocido. Parece un platillo volador o la nave estelar Enterprise de la legendaria serie «Star Trek». Los coches eléctricos no suenan como los convencionales, y así debe ser.

Los autos eléctricos han hecho que se produjera un cambio en la forma de pensar: «Durante años, los fabricantes han intentado hacer que sus vehículos sean más silenciosos. Ahora tienen que hacerlos sonar deliberadamente», señala Stefan Sentpali, profesor de Acústica, Dinámica e Ingeniería automotriz de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Múnich.

Los coches eléctricos se desplazan tan silenciosamente que representan un peligro para otros usuarios de la vía pública. Por lo tanto, la ley exige que los vehículos híbridos y eléctricos recién homologados equipen un Sistema de Aviso Acústico (SAAV).

Todos los vehículos que circulan en la Unión Europea deben producir un nivel de sonido continuo de al menos 56 dB y un máximo de 75 dB a velocidades de hasta 20 km/h y al dar marcha atrás. Esta es la única manera de que otros usuarios y peatones, incluidos los discapacitados visuales, puedan localizar con precisión los vehículos.

«El sonido exacto de los coches depende de los fabricantes. Puede ser emocional o sobrio, lo importante es que suene como un vehículo», explica el profesor Sentpali.

Desde hace miles de años, los sonidos han ayudado a las personas a clasificar determinadas características y a orientarse. «La gente tiene una cierta expectativa de cómo debe sonar un objeto», apunta Sentpali, y añade que esto también se aplica a un coche eléctrico: «El sonido debe ser de alta calidad, no debe chirriar ni rechinar, ya que asociamos esos sonidos con ruidos dañinos y perturbadores».

Según Sentpali, el único problema a resolver es cómo deben sonar exactamente estos modelos, ya que hasta la fecha no hay valores empíricos.

«La gente sabe cómo suenan los vehículos en las películas de ciencia ficción, y ese es el parámetro que usarán como guía para identificar a los vehículos eléctricos. Suenan hasta dos octavas más alto, como un silbido suave y agradable», especifica el profesor Sentpali, añadiendo que las posibilidades de diseño no radican en el tono básico, sino en los sobretonos.

Indra Kögler es diseñadora de sonido del grupo alemán Volkswagen. Junto con Klaus Zyciora, jefe de Diseño de la compañía, y el músico Leslie Mandoki, la empresa ha desarrollado en los últimos años un sonido futurista para su serie eléctrica ID.

Zyciora explica que un buen diseño de sonido solo funciona cuando ayuda y no es intrusivo, y que el desafío consiste en crear uno para diferentes grupos que todos encuentren agradable y no molesto: «La movilidad eléctrica se siente y se conduce de forma diferente, por lo que también puede sonar diferente». Y añade: «Para la serie ID, queríamos crear un perfil de sonido con un carácter fuerte, futurista y diferente de los vehículos convencionales. Los transeúntes deben oír de inmediato que lo que está circulando es el futuro».

Sin embargo, las futuras líneas de modelos de la serie ID diferirán en cuanto a los sonidos. «Dependiendo del tamaño del modelo, los vehículos sonarán diferente. Un utilitario pequeño siempre produce un sonido diferente al de un gran sedán», explica Indra Kögler.

Los automóviles eléctricos también suenan novedosos en su interior, por ejemplo, los sonidos de advertencia y las respuestas del sistema de control por voz. «El interior tiene que armonizar con esta nueva era, lo que incluye el sonido de los intermitentes y la melodía viva y tranquilizante que emite el vehículo cuando está listo para iniciar la marcha», describe Indra Kögler.

Para Thomas Küppers, un vehículo eléctrico debe sonar diferente, especialmente en el interior: «Los motores eléctricos funcionan silenciosamente, lo que beneficia al interior del vehículo. El sonido más bello de un coche es el silencio absoluto», asevera el diseñador de sonido de Mercedes-Benz.

El fabricante alemán da gran importancia a una conducción prácticamente libre de ruido. Sin embargo, en futuros modelos eléctricos como el EQS y el EQE también habrá sonidos de conducción emocionales que cambiarán durante la aceleración. Cinco diseñadores de sonido están desarrollando distintos mundos sonoros, no en el estudio, sino en los respectivos vehículos.

«Para muchos conductores, la reacción acústica del motor crea una confianza adicional y una verdadera experiencia de conducción», señala Küppers, y añade que para ello se podrán seleccionar varios paquetes de sonido que pueden ser ajustados como estaciones de radio y que incluyen sonidos calmos, clásicos, puristas, así como futuristas y expresivos. Küppers destaca que lo importante es que todos los sonidos sean de alta calidad y reproducibles sin resonancias molestas.

La familia de sonidos de un vehículo eléctrico incluye el saludo, el arranque, el inicio de marcha, el modo de conducción, el cambio de programa de conducción y los sonidos del motor. Los sonidos de conducción no son archivos MP3 o de ondas ya preparados, sino sonidos individuales de un cálculo en tiempo real. «El sonido cambia de acuerdo a las condiciones de marcha. Es todo un despliegue informático», destaca Küppers.

Para el exterior, Mercedes no ha optado por un sistema de aviso acústico propio de la marca. «Nuestros sonidos de advertencia prescritos por ley se limitan a un sonido de rodadura sintético», explica Küppers. Dependiendo de la legislación específica de cada país, la firma podría reducir lentamente el sonido a partir de los 20 a 30 km/h: «No queremos producir ningún ruido innecesario, porque estaríamos regalando el potencial de hacer las ciudades más tranquilas».

Renzo Vitale es responsable del sonido de los coches eléctricos del Grupo BMW. En el caso del Mini Electric, el paquete incluye el ruido de conducción prescrito, así como los sonidos del interior. «Trato de traducir en sonidos los elementos estéticos y la esencia del Mini», explica Vitale, y cota que, aunque parezca abstracto, esto funciona traduciendo el campo de luz en un campo de sonido: «Los reflejos de la luz en el agua suenan, por ejemplo, difusos y suaves».

El Mini eléctrico está diseñado para sorprender tan pronto como se pone en marcha. Al pulsar el botón de encendido se escucha durante dos segundos un delicado sonido. «Cuando está detenido, el coche debe sonar amigable, ligero y claro; cuando está en marcha, deportivo y dinámico», explica Vitale. «Lo único que hemos conservado de los motores convencionales es la relación entre el sonido y las revoluciones y la velocidad», comenta.

En los futuros coches eléctricos de BMW, el acento estará en la reacción acústica. Junto con el compositor de música de películas de Hollywood Hans Zimmer, Vitale está desarrollando para el interior de los próximos modelos varios paisajes sonoros que pretenden proporcionar una experiencia de conducción aún más emocional: «Esto convierte al conductor en un compositor y al coche en un instrumento, creando una experiencia sonora realmente genial».

Por Fabian Hoberg (dpa)

 

Advertisement

LO MÁS VISTO