¿Vacaciones en septiembre y octubre?

Si bien los meses de julio y agosto concentran la inmensa mayoría de las reservas de vacaciones de verano, cada vez son más los españoles que prefieren viajar fuera de temporada a fin de conseguir mejores precios y evitar las aglomeraciones. La tienda de viajes más grande del mundo, PANGEA The Travel Store revela que con respecto al año pasado este 2017 se ha incrementado un 30% el número de viajeros interesados en irse de vacaciones en septiembre y octubre.

Viajar en ‘Septubre’ -concepto que aglutina los viajes en septiembre y octubre- se ha convertido en una tendencia al alza gracias a la posibilidad de ahorrar en los viajes, ya que es temporada baja, y a la menor aglomeración de turistas y niños en los destinos. Además, para los amantes de las playas, el sol durante estos meses aún aguanta, pero sin el calor extremo de los meses previos, lo que favorece, sin duda, a tener un bronceado más duradero.

Respecto al perfil del viajero, Daniel Puertas, director general de negocio de PANGEA The Travel Store indica: “son principalmente dos tipos de viajeros. Por un lado, sería una persona experimentada en el ámbito de los viajes, de unos 50 años, y que rechaza los meses de verano por las aglomeraciones y los precios. Por otro, están los jóvenes sin hijos. Bien en grupos de amigos o en pareja, los jóvenes sin hijos son el otro perfil de viajeros de ‘Septubre’.”

Un destino diferente, un estilo de viaje diferente
Sin duda, septiembre y octubre son meses perfectos para viajar por muchos motivos, pero algunos destinos son más indicados que otros para desplazarnos en esta época del año. Por eso, los asesores expertos de PANGEA han realizado una selección de destinos para todos los gustos para viajar en estas fechas.

  • Estados Unidos: lejos del calor agobiante del verano, un destino que recobra el encanto en septiembre es Estados Unidos. Cabe destacar la Costa Este, y más concretamente, Nueva York, Washington y Filadelfia, capitales esenciales para entender Norteamérica. En la primera es primordial visitar varios de sus rascacielos, como el Empire State Building o el Rockfeller Center. Para aquellos que quieran disfrutar de la naturaleza pueden acercarse a las cataratas del Niágara, que aunque quedan a seis horas en coche de Central Park, los neoyorquinos las sienten suyas. En Washington, ciudad más política pero no por ello menos atractiva, se respira solemnidad en cada esquina. De hecho, no es de extrañar ver alguna manifestación en frente de las verjas de la Casa Blanca. Algo parecido ocurre con Filadelfia, la ciudad donde los Estados Unidos declararon su independencia. Si uno no se deja cegar por su patriotismo, es posible descubrir una capital mucho más humana y europea de lo que se imagina.
  • Italia: destino perfecto para realizar una pequeña escapada de fin de semana o aprovechar el Puente de El Pilar, Italia, y más concretamente sus ciudades, ofrecen mil y un secretos por descubrir. Lo esencial para una pequeña toma de contacto con el país transalpino es visitar los tres vértices del triángulo formado por Roma, Florencia y Venecia. Desde la Piazza Navona y el Coliseo en Roma, a la Galería de los Uffizi y el Ponte Vecchio en Florencia, pasando por la Plaza de San Marcos y Santa María Formosa en Venecia, todas estas ciudades tienen algo mágico. Sin olvidar, por supuesto, el aroma a Renacimiento que te invade a cada paso.
  • Tailandia: en Asia, un destino que cada vez gana más adeptos estos meses gracias a su tranquilidad es Tailandia. En Bangkok, su capital, se puede encontrar lo mejor de la cocina thai, el shopping más tentador y una vida nocturna para gente con ganas de divertirse. Además, la cultura tradicional arrastra a conocer el Palacio Real o los templos de Wat Po. Al norte se encuentran aldeas con santuarios, ruinas y muchos monos, que formarán parte del paisaje, como los de Lopburi. Una vez alcanzado el Triángulo de Oro, antiguo enclave de la ruta del opio, uno no se puede perder el campo de elefantes de Chiang Mai. Todo ello, sin dejar pasar las maravillosas playas, menos masificadas que otros meses, que harán las delicias de los amantes del sol.
  • Tanzania: Al igual que en Estados Unidos, septiembre y octubre son meses perfectos para viajar África y hacer un safari debido al descenso de las temperaturas. Sin duda, Tanzania es un país perfecto para viajar en familia y descubrir su espectacular fauna. Nada mejor que comenzar con la llanura del Serengueti, espectacular como pocas. El edén en que se ha convertido el cráter del Ngorongoro y sus atardeceres de ensueño, quitarán el hipo a más de uno. Algo parecido se siente en Tarangire, con sus mágicos baobabs que son pura esencia africana. Y muy cerca de allí se puede ver el Lago Manyara, que enamoró a Ernest Hemingway. ‘Septubre’ es un momento perfecto para hacer un gran viaje a Tanzania -con un precio mucho más reducido-, dónde respirar libertad y naturaleza, conocer tribus y gente acogedora y por supuesto, no dejar de hacer fotografías.
  • Cruceros: Una última opción es realizar un crucero, ya sea por el Mediterráneo, por el Caribe o por el Mar de Norte. Son viajes perfectos para todos los públicos, desde los jóvenes, que pueden disfrutar de diferentes actividades a bordo, como la piscina o los espectáculos, mientras se culturizan, como para los más mayores, que pueden conocer nuevos lugares y ciudades de manera calmada y relajada. Además, también son opciones perfectas para los amantes del buen comer, ya que muchos de estos cruceros ofrecen una rica diversidad culinaria, con gastronomías de diferentes lugares del mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies