Slim entra en la campaña mexicana “chocando” con López Obrador

Ciudad de México, 16 abr (dpa) – El multimillonario Carlos Slim, que se había mantenido al margen de la campaña electoral mexicana, desembarcó hoy en la contienda, entrando en conflicto con el candidato más fuerte, Andrés Manuel López Obrador.

El titán del dinero, séptimo hombre más rico del mundo según la revista “Forbes”, y el ex alcalde centroizquierdista de la capital, líder para las elecciones del 1 de julio, difirieron sobre un multimillonario proyecto aeroportuario, que el candidato quiere cancelar.

Slim, de 78 años, forma parte del consorcio de siete empresas que está construyendo el nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México. Además, el yerno de Slim, Fernando Romero, estuvo a cargo del diseño con el arquitecto británico Norman Foster.

“Suspender el proyecto es suspender el crecimiento del país”, dijo Slim en una conferencia de prensa -de las que sólo convoca ocasionalmente- para defender la obra ya en marcha, que implica una inversión de 13.000 millones de dólares hasta 2020.

“Que lo construya con su dinero”, le respondió López Obrador, que en su tercer intento tiene fuertes posibilidades de ganar. Lo hizo en declaraciones a periodistas que lo acompañaban en una gira en el noroeste del país.

López Obrador afirmó que Slim, que nunca revela sus preferencias políticas, está siendo seguramente usado como parte de una campaña para impedir su llegada al poder. “Lo están utilizando para tratar de contrarrestar el avance de nuestro movimiento”, consideró.

Slim es dueño de la telefónica América Móvil y de un conglomerado de empresas que incluye constructoras, tiendas departamentales y la financiera Inbursa. Según “Forbes”, su fortuna asciende a 67.100 millones de dólares.

“Él es un hombre de negocios, entonces él está defendiendo sus intereses, pero yo voy a ser Presidente de México y voy a defender los intereses del pueblo de México”, dijo López Obrador.

El nuevo aeropuerto es la mayor obra de infraestructura puesta en marcha por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, no estará listo antes del fin de su mandato, el 30 de noviembre. Para entonces se tiene previsto que esté terminada una de las pistas y que haya avances importantes en las otras dos y en el edificio de la terminal.

El ex alcalde de Ciudad de México, candidato de la alianza Juntos Haremos Historia, ha señalado que cancelará el proyecto porque lo considera demasiado costoso y plagado de corrupción.

López Obrador afirma que, en caso de ganar, mantendrá el aeropuerto actual y construirá dos pistas adicionales en el aeropuerto militar de Santa Lucía, unos 50 kilómetros al norte de la capital mexicana, por un costo mucho menor.

Además, ha señalado que el terreno donde se está construyendo la megaobra, en la zona del antiguo lago de Texcoco, se hunde todos los años varios centímetros por la sobrexplotación de los acuíferos, un fenómeno que afecta a toda la ciudad.

El actual aeropuerto tiene dos pistas que no pueden operar de manera simultánea. Según los expertos, tampoco podrían hacerlo al mismo tiempo que la pistas adicionales de Santa Lucía.

“No se trata de comprar un coche más barato que otro”, dijo Slim, sino de considerar qué proyecto es más benéfico en su conjunto a largo plazo y para detonar el desarrollo de una de las zonas más deprimidas de la ciudad.

Interrogado si le daba miedo un triunfo de López Obrador, Slim, se limitó a decir: “Me preocuparía y me daría miedo por todo lo demás que siga porque, si ese va a ser el criterio, yo creo que va a ser criterios equivocados de inversión”.

El nuevo aeropuerto tendrá, en una primera etapa, tres pistas de operación simultánea y podrá trasladar a unos 60 millones de pasajeros al año, además de posibilidades de duplicar su capacidad en el futuro, según el proyecto.

En las elecciones del 1 de julio López Obrador competirá con el oficialista José Antonio Meade, el opositor conservador Ricardo Anaya y los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco”.

Lleva más de diez puntos de ventaja en todas las encuestas, a menos de tres meses de las elecciones. El domingo se hará el primer debate de tres entre los candidatos.

Sin embargo, Slim señaló que las elecciones todavía no están definidas. “Hay incertidumbre todavía a pesar de las encuestas”, dijo. “Está abierta la competencia como pocas veces”.

Por Andrea Sosa Cabrios (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies